Plan de ajuste aprobado por el Gobierno

Protesta masiva de los funcionarios por los recortes

CSI-F, el mayor sindicato de la función pública, acuerda la convocatoria de una huelga general para septiembre

La supresión de la paga extra de Navidad a todos los empleados del sector público ha encendido los ánimos de este colectivo, cuyos trabajadores celebraron el viernes múltiples actos espontáneos de protesta en contra del plan de ajuste aprobado por el Gobierno.

Los funcionarios estaban llamados a movilizarse durante sus tiempos de descanso y en los cambios de turno en sus centros de trabajo y lo cierto es que las muestras de rechazo a las medidas acordadas por el Gobierno de Mariano Rajoy se sucedieron por todo el país. En Madrid, un grupo de funcionarios concentrados en la Puerta del Sol lanzaron gritos contra el Gobierno de Esperanza Aguirre y posteriormente cortaron la calle Alcalá en dirección a la plaza de Cibeles, para acabar volviendo sobre sus pasos y dar por finalizada la movilización de nuevo en el kilómetro cero madrileño.

La presencia policial fue moderada y en ningún momento se registraron incidentes. También acudieron a las protestas representantes sindicales de CSI-F, CC OO, UGT y la Confederación Española de Policía (CEP).

El secretario general del sector autonómico de CC OO de Madrid, Javier Díaz Toril, advirtió que hay algunos funcionarios, como los de Madrid, que están soportando un "triple atraco" en los dos últimos años. Así, explicó que la bajada del sueldo decretada por el Gobierno socialista en 2010, sumada a la reducción de su salario anunciado por Aguirre hace unas semanas y a la eliminación de la paga extra de Navidad que aplicará el Ejecutivo central este año suponen una pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos de un 30% en comparación con lo percibido hace dos años y medio.

A primera hora de la tarde, responsables de CSI-F anunciaron la convocatoria de una huelga general para septiembre y el inicio de conversaciones con CC OO y UGT para pactar una fecha común. Asimismo confirmaron que están estudiando la posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad contra las medidas anunciadas por el Gobierno que incluyen la anulación de la segunda paga extraordinaria de los funcionarios y empleados públicos, la reducción de los moscosos y un ajuste en el número de liberados sindicales, entre otras iniciativas.

Las centrales sindicales recuerdan que el Tribunal Constitucional de Portugal consideró hace apenas unas semanas "discriminatorio" el recorte de los salarios aplicado en ese país a los funcionarios y pensionistas, y no al sector privado. "Al Gobierno español le da igual este precedente", señalaron estas fuentes.