Comunicado del banco central

La Fed recibió informes de Barclays por los problemas con el líbor en 2008

La Reserva Federal de Nueva York admite que ya en 2008 recibió informes del banco británico, en los que se mencionaban los problemas con el tipo de referencia del mercado interbancario líbor.

"En el marco de nuestra vigilancia de los mercados tras el estallido de la crisis financiera a finales de 2007, recibimos de manera ocasional informes anecdóticos de Barclays sobre problemas con el líbor", ha señalado la Reserva Federal de Nueva York en un comunicado.

Barclays aceptó a finales de junio pagar 290 millones de libras por haber manipulado y presentado informes falsos que afectaron al cálculo del Libor y Euribor, un escándalo que ha provocado la reciente dimisión de su consejero delegado, Bob Diamond.

La Reserva Federal de Nueva York ha detallado este martes que "en la primavera de 2008", tras la caída del banco de inversiones Bear Stearns, solicitó a la entidad británica información sobre cómo se estaban haciendo los cálculos del líbor.

"Posteriormente compartimos nuestros análisis y sugerencias para una eventual reforma del líbor con las autoridades pertinentes en el Reino Unido", ha añadido el organismo que preside William Dudley en el mismo comunicado.

El escándalo sobre la manipulación de la tasa, por el que son investigados otros bancos británicos y extranjeros, estalló el 27 de junio cuando los reguladores británico y estadounidense multaron a Barclays por manipular el líbor y el euribor.

Según denuncian las autoridades, el banco británico manipuló entre 2005 y 2009 sus estimaciones o bien para su beneficio económico o para dar una imagen de solvencia económica durante la crisis crediticia.

El líbor es un tipo de referencia mundial que se fija diariamente en Londres a partir de las estimaciones de entre 8 y 20 bancos sobre cuál es el interés al que creen que sus competidores les prestarían dinero.

A raíz de este escándalo, el primer ministro británico, David Cameron, puso en marcha una investigación parlamentaria para examinar la conducta del sector bancario y otra más técnica para revisar el método del cálculo del líbor.

El expresidente de Barclays Marcus Agius, que también renunció a su cargo, se explicará ante la comisión parlamentaria del Tesoro del Reino Unido para aclarar su responsabilidad en los intentos de falsificación del Libor.

Por su parte Diamond, que ha renunciado a primas y acciones valoradas en hasta 20 millones de libras tras su marcha del banco, ha insistido este martes en que la manipulación de la tasa fue acto de "unos pocos" que no reflejan la verdadera cultura de la entidad.