Cerrará una planta y distintos hornos

Cementos Portland traslada su plan de recortes a la plantilla

Cementos Portland Valderrivas ha hecho su esperada oferta de reestructuración a los sindicatos: cerrará la cementera de Vallcarca (Barcelona) durante diez meses al año, creará una plantilla única en las dos fábricas de Cataluña, reducirá el número de empleados y directivos, y parará hornos. El efecto conseguido debe ser equivalente al del cierre de tres de sus ocho plantas en España.

El derrumbe del consumo de cemento en España ha puesto al mayor fabricante español, Cementos Portland Valderrivas, en la senda de los recortes. La compañía que preside Juan Béjar y que está controlada por FCC ha trasladado a los sindicatos un plan para adaptar su capacidad productiva al mercado actual. El ahorro que se persigue debe ser similar al que habría conseguido con el cierre de tres de las ocho plantas que el grupo mantiene en España, tal y como informó Cinco Días el pasado mes de marzo.

El ajuste afectará a la plantilla, sin que se haya determinado el número de afectados. En todo caso, los recortes cuentan con un presupuesto de 40 a 50 millones de euros y los expedientes de regulación de empleo podrían afectar a medio millar de trabajadores de un total de 3.500 empleados en España.

Estos ajustes se sumarían al cierre parcial de la planta de Vallcarca (Barcelona) durante diez meses al año y a la creación de una plantilla única en las dos fábricas de Cataluña, según ha indicado Cementos Portland en un comunicado. La empresa afirma que su voluntad es "llegar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores para evitar que, además de Vallcarca, tengan que cerrarse dos plantas más". El plazo para lograr un acuerdo termina el próximo 31 de julio.

La reestructuración se enmarca en el Plan NewVal 2012-2013, que busca elevar los ingresos, reducir costes y adaptar la capacidad del grupo a una demanda a la baja para "garantizar su viabilidad". Esta estrategia, según cálculos internos, generará 80 millones de euros deebitda al año, 50 millones por la adecuación de la capacidad productiva en España y 30 millones por la optimización de los resultados en EE UU, lo que permitirá a Cementos Portland "obtener unebitda de 200 millones de euros en 2013 y lograr de nuevo beneficio neto en ese mismo ejercicio".

La empresa de FCCtiene con ocho fábricas en España: dos en Cataluña -Vallcarca y Monjos (Barcelona)-, cuatro en la zona norte -Lemona (Vizcaya), Olazagutía (Navarra), Hontoria (Palencia) y Mataporquera (Cantabria)- una en Andalucía (Alcalá de Guadaira) y otra en Madrid (Morata de Tajuña).

La demanda de cemento en España fue de 20,4 millones de toneladas el año pasado, un 64% por debajo del máximo alcanzado en 2007, en el quese llegó a57 millones. Para el presente ejercicio, se espera una demanda en España de unos 14,5 millones de toneladas, una cuarta parte de lo que se consumió en 2007. A medio plazo, los expertos creen que el consumo se estabilizará en torno a los 25 o 30 millones de toneladas.