La subida de tasas de Aena se cobra su primera baja

La aerolínea Wizz Air suprime 344 vuelos en España

La subida de tasas aeroportuarias, aprobada por los Presupuestos Generales del Estado a primeros de julio, se cobra su primera baja. La aerolínea de bajo coste de Europa del Este, Wizz Air, suprimirá tres rutas desde España y reducirá vuelos en otros 15 trayectos. Recortará en total 344 vuelos.

Wizz Air, la principal aerolínea de bajo coste en Europa del Este, ha anunciado hoy que suprimirá tres rutas desde España y reducirá vuelos en otros quince trayectos, sobre todo desde Barcelona y Madrid, como consecuencia de la subida de tasas aeroportuarias aprobada por Aena.

La compañía húngara recortará en total 344 vuelos, lo que supondrá la pérdida de unos 70.000 pasajeros anuales, según ha explicado el director de Comunicaciones Corporativas de Wizz Air, Daniel De Carvalho, en una rueda de prensa en Barcelona.

La aerolínea vuela en España desde los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Girona, Zaragoza, Málaga, Alicante, Valencia y Palma de Mallorca a distintas ciudades de Hungría, Bulgaria, Rumanía, Polonia, Ucrania, República Checa y Lituania.

En concreto, las tres rutas que se suprimirán son las de Barcelona-Poznan (Polonia), Madrid-Katowice (Polonia) y Madrid-Praga (República Checa), a la vez que se recortará la frecuencia en una quincena de trayectos, como los que enlazan las ciudades de Barcelona, Madrid y Valencia con Budapest (Hungría), Sofía (Bulgaria) o Bucarest, Timisoara y Targu Mures (Rumanía).

De Carvahlo ha cargado duramente contra la decisión del Gobierno de España de incrementar las tasas aeroportuarias tras haber realizado inversiones multimillonarias e innecesarias en aeropuertos de todo el país.

"Este exagerado aumento de impuestos viene después de que Aena haya gastado millones de euros en construir terminales y ampliar otras totalmente innecesarias. El Gobierno fuerza ahora a los pasajeros de avión a pagar por estos edificios terminales bañados en oro en forma de tasas de aeropuerto excesivas", denuncia la compañía, que actualmente tiene su sede central en Ginebra (Suiza).

Wizz Air empezó a operar en España en el año 2004 con dos rutas y 30.000 de pasajeros, hasta alcanzar en 2012 las 34 rutas y los 1,4 millones de viajeros.

La aerolínea suprimirá ahora tres de esas rutas, pasando de 34 a 31, con lo que estima que Barcelona y Madrid perderán miles de pasajeros en el próximo año.

De Carvalho ha reconocido que la aerolínea podría plantearse, de cara al próximo año verano, llevar las rutas suprimidas a aeropuertos secundarios como el de Reus (Tarragona) o Girona, que al ser "más baratos" permitirían rebajar el precio de los billetes a los viajeros