La filial de Iberia da cuatro alternativas; la irlandesa carga el extra en la tarjeta de crédito

Vueling y Ryanair comienzan a cobrar al viajero el alza de las tasas de Aena

Vueling y Ryanair cobran ya el alza de las tasas de Aena con efecto retroactivo sin esperar a una decisión conjunta con el resto de aerolíneas. La filial de Iberia ofrece cuatro fórmulas de pago y la irlandesa carga el extra en la tarjeta de crédito con la que se hizo la reserva. Las asociaciones de consumidores recomiendan primero pagar y después reclamar.

Vueling y Ryanair comienzan a cobrar al viajero el alza de las tasas de Aena
Vueling y Ryanair comienzan a cobrar al viajero el alza de las tasas de Aena

Las aerolíneas de bajo coste tiran por la calle de en medio y no han esperado a que el resto de las compañías tomen una decisión pactada. Vueling y Ryanair se han lanzado a cobrar el alza de las tasas de Aena con efecto retroactivo, mientras que Easyjet no ha variado su decisión de no repercutir este extra al pasaje que compró sus billetes antes del día uno de julio y los está volando con posterioridad a esa fecha.

Vueling y Ryanair han decidido evitar que el pago de estas cantidades extras (que en el más alto de los supuestos, en El Prat y en Barajas, supone un recargo de casi diez euros por billete) se haga en los mostradores de facturación antes de emprender el vuelo.

Las compañías siguen estrategias de cobro distintas. Vueling da información sobre los procedimientos que ha habilitado para el pago en una ventana de su página web presentada bajo el título "incremento tasas aeroportuarias". Ofrece cuatro posibilidades de abono. La primera a través de la propia página web; conectando con un número de teléfono habilitado al efecto; tercero, a través de un formulario para los supuestos en los que se ha comprado el billete a través de una agencia de viajes y, por último, aceptando un cargo en la misma tarjeta de crédito con la que se realizó el pago.

Ryanair contempla prioritariamente esta última opción. Las dos empresas ofrecen la devolución del billete íntegro para aquellos viajeros que consideren inaceptable el aumento a posteriori del precio ya abonado.

Las asociaciones de consumidores han entrado ea valorar la legalidad de las decisiones tomadas por ambas compañías. Desde Facua estiman que decisión de Ryanair y Vueling de lanzarse a cobrar el alza de las tasas es "ilegal" porque "la ley española de Defensa de Consumidores y Usuarios establece que, cuando cierras un contrato con un proveedor, no se puede tocar el precio". Advierte que la normativa comunitaria aplicaba a las aerolíneas no permite "subir el precio si no hay un aviso al menos con cuatro meses de antelación". Para Facua, las aerolíneas deberían asumir este coste y no los consumidores. "No entendemos cómo el Gobierno está dando por legal un comportamiento lesivo para los consumidores. No es lógico que el Ejecutivo esté callado cuando no se está cumpliendo la ley", afirmaron.

La asociación advierte a los consumidores, sin embargo, que no pueden rehusar el pago si quieren volar. "Lo mejor es abonar el cargo y poner después una reclamación", aseguraron. Facua va a instrumentalizar un protocolo que haga más fáciles las reclamaciones y se plantea denunciar a las aerolíneas. También, pedirán a Bruselas que investigue el comportamiento del Gobierno en este punto.

Para la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el comportamiento de Ryanair y de Vueling no es ilegal porque "están cumpliendo un mandato constitucional establecido en los Presupuestos Generales del Estado, que dicen que hay que cobrar esta tasa con efectos retroactivo".

"Siempre y cuando esté establecido en las condiciones generales de la contratación de ambas aerolíneas que puede sufrir estas modificaciones y se de la opción de resolver el contrato y recuperar el dinero íntegro, como es lo que está ocurriendo, no hay ningún problema de ilegalidad", afirmó Ileana Izverniceanu, portavoz de la organización. Para Izverniceanu, el problema puede ser la retroactividad del cobro de las tasas pero para reclamar, "hay que interponer un recurso de inconstitucionalidad contra los Presupuestos", aseguró. "El sujeto obligado al pago de las tasas es el pasajero y las aerolíneas son meras intermediarias. No tienen por qué asumir este coste", aseguró.

Iberia todavía no ha tomado una decisión

Iberia no ha tomado ninguna decisión sobre si repercutirá con carácter retroactivo en sus billetes la subida de las tasas aeroportuarias que entró en vigor el pasado 1 de julio. Así lo ha manifestó ayer su consejero delegado de la compañía. Rafael Sánchez Lozano espera que la Audiencia Nacional se pronuncie en un plazo de dos o tres meses sobre la impugnación de la aerolínea del laudo con el que se puso fin al conflicto entre los pilotos y la dirección de la compañía, que ahora ha pedido su anulación. Sánchez Lozano recibió ayer en el aeropuerto de Madrid Barajas, junto a representantes de Aena, el premio de la patronal IATA por las mejoras en la gestión de equipajes que está introduciendo en Madrid. IATA ha puesto en marcha un programa denominado BIP que pretende minimizar las incidencias en la gestión de equipajes en los aeropuertos.