Guerra de contratos en la mayor feria aeronáutica

Boeing se prepara para ganarle el pulso a Airbus en Farnborough

Boeing se prepara para barrer a Airbus en número de nuevos contratos en Farnborough, la feria aeronáutica más importante del año, que empieza hoy.

Boeing se prepara para ganarle el pulso a Airbus en Farnborough
Boeing se prepara para ganarle el pulso a Airbus en Farnborough

Semana decisiva para Boeing. Hoy se abre la feria aeronáutica de Farnborough y el grupo estadounidense quiere desquitarse de su rival europeo Airbus en lo que va a ser el mayor escaparate del sector este año.

El fabricante norteamericano busca la revancha tras el aluvión de pedidos con el la filial de EADS le barrió el año pasado gracias al A-320 Neo, la versión remotorizada del clásico A-320. En la feria de Le Bourget (París) de 2011, Airbus copó el 95% de los nuevos contratos que se firmaron de aviones de un solo pasillo, el nicho de mercado más rentable.

En esta ocasión, Boeing ya tiene un avión con el que plantar cara a su competidor: el 737 Max, que ya cuenta con 451 pedidos. Los encargos para el A-320 Neo llegan a los 1.425 desde su lanzamiento, a finales de 2010.

AIRBUS GROUP 63,54 2,47%
THE BOEING COMPANY 162,27 2,70%

Boeing quiere cerrar el año con 1.000 compromisos de compra y pedidos en firme de su nuevo avión en la cartera. Y el mejor momento para hacer grandes anuncios es Farnborough. Entre los posibles compradores, los gigantes del leasing ALC y Gecas o aerolíneas como United Airlines.

Un millar de pedidos

Con independencia de lo que suceda con los aviones de pasillo único, el grupo estadounidense ha puesto alto su listón en lo que se refiere a previsiones de pedidos para el conjunto del año. Los máximos responsables de la compañía insisten en que alcanzarán el millar de nuevos encargos, por encima de las 921 unidades que lograron colocar el año pasado entre sus clientes.

Las perspectivas de Airbus son más modestas. Sus cálculos hablan de no más de 650 pedidos para este año, lejos de las cifras récord de 2011, ejercicio en el que consiguió encargos por 1.608 aviones. En lo que va de año, Boeing ya ha cerrado 440 pedidos frente a solo 230 de su rival.

La cita de esta semana tiene un morbo añadido, y por partida doble. Por un lado, porque supone el primer cara a cara de los dos máximos responsables de ambas compañías, nombrados recientemente: Ray Conner, al frente del negocio de aviación comercial de Boeing (apenas lleva dos semanas en el cargo), y Fabrice Brégier, como número uno de Airbus.

Por otro, porque solo hace una semana que la filial de EADS anunció su desembarco en Estados Unidos para levantar una línea de ensamblaje final para sus aviones del tipo A-320. Un zarpazo para el negocio de Boeing que el gigante estadounidense querrá devolver.

Presencia de empresas españolas en el encuentro

La feria aeronáutica de Farnborough contará con una quincena de empresas y entidades españolas, las más representativas del sector y habituales de este tipo de salones, como Indra, Sener o Cesa.

La aeronáutica andaluza tendrá una presencia fuerte, con una delegación encabezada por el Clúster Hélice y entidades como Ghenova, Sofitec, UMI Aeronáutica, Prescal, Cesa, Aerosertec, Alestis o el Parque Tecnológico Aerópolis.

Este año se prevé que a Farnborough acudan cerca de 1.400 empresas y entidades civiles y militares de una treintena de países. En la feria habrá instalados 30 pabellones nacionales y regionales en más de 100.000 metros cuadrados.

La edición anterior de la feria, celebrada en 2010 (Farnborough se alterna cada año con Le Bourget), movió unos 37.970 millones de euros en contratos y acuerdos y contó con la asistencia de 25.000 personas, entre profesionales y público general.