Nace con "ilusión y futuro"

El futuro presidente de Liberbank tras la fusión defiende mantener la filosofía de cajas

El presidente del Ibercaja y futuro presidente del grupo resultante de la fusión de Liberbank, Ibercaja y Caja3, Amado Franco, ha afirmado que el nuevo proyecto nace con "ilusión y futuro" y "con la filosofía de cajas".

Franco ha recalcado en que la fusión de Liberbank, Ibercaja y Caja3 mantendrá el compromiso "histórico" con el territorio, la cercanía al cliente y la potenciación de las marcas de cada una de las cajas que lo integran.

El responsable de la nueva entidad ha hecho estas declaraciones en Mérida, tras mantener una reunión con el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, y los presidente de Caja Extremadura, Víctor Bravo; y Caja Badajoz, Francisco García Peña.

Se trata de una reunión en la que han tratado el proyecto de integración de Ibercaja, Liberbank y Banco Grupo Caja 3.

Según ha explicado, han transmitido el proyecto al presidente extremeño, una fusión que espera que "llegue a buen fin". "Evidentemente, en estos momentos las incógnitas son tremendas, pero ahí está", ha matizado.

Así, ha defendido su viabilidad, y ha indicado que se trata de un "banco de cajas que no ha recibido ninguna clase de ayudas públicas, por ahora", junto con la unión de cajas vascas.

Obra social

Por otro lado, ha lanzado un mensaje de tranquilidad, en relación a la continuidad de las cajas de ahorro. "Si la entidad financiera tiene futuro, eso quiere decir que gana dinero, y si gana dinero, siendo los accionistas las cajas, perciben el dividendo, de manera que cuanto más dinero ganen, más obra social habrá", ha aclarado.

También ha querido dejar claro que se mantendrá una política de descentralización de sedes, de manera que Extremadura tendrá la suya, al mismo tiempo que ha indicado que habrá que estudiar el caso de las duplicidades de oficinas extremeñas, en función de los niveles de eficiencia, algo que también ocurrirá en Aragón, ha dicho.

"Hay un propósito clarísimo de diálogo, transparencia, y que las decisiones de eficiencia que hay que tomar, que indudablemente son indispensables, se tome pensando muchísimo en las personas", ha declarado.

Sobre el futuro de los trabajadores, ha indicado que "hasta que no esté concluido el proyecto de integración, los números y las peticiones, que están concluyendo en Bruselas, es imposible de concretar".

En cuanto al fin del proceso de fusiones, ha apuntado que no hay un calendario fijo, sobre lo que ha hecho referencia a ciertas "incógnitas" legislativas y normativas, como la inyección de ayuda a los bancos o las conclusiones sobre las necesidades del sistema financiero español.

Junta extremeña

Por otro lado, el Gobierno de Extremadura ha explicado que los responsables de la futura operación han transmitido el "compromiso y la implicación" del nuevo grupo en los proyectos e intereses de Extremadura.

Junto al titular de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, Monago ha recibido información detallada sobre las características del proyecto, y ha insistido en la necesidad de que el proceso de fusión se realice "en las condiciones más ventajosas para la comunidad autónoma".

Así, el Gobierno de Extremadura insiste en que el solapamiento de oficinas y el personal que, "presumiblemente pudiera verse afectado", debe ser "lo menos traumática posible".

"El Ejecutivo ha manifestado en varias ocasiones su máximo interés en que el coste social de este proceso debe ser el mínimo", destaca el comunicado, que añade que el Gobierno autonómico también considera que las cajas, mediante la obra social, "prestarán un importante apoyo y contribuirán a la mejora de la región".

Así, ha aclarado que el paquete accionarial sigue perteneciendo a la obra social, que seguirá recibiendo anualmente, vía dividendos, parte de los beneficios que genere la nueva entidad surgida tras la integración.

Responsabilidad social

Respecto a la responsabilidad social, los presidentes han garantizado el mantenimiento de los proyectos "más necesarios" y su presencia en las iniciativas "estratégicas más importantes" para la comunidad extremeña, con especial atención a los sectores más desfavorecidos de la sociedad y personas en riesgo de exclusión.

Los directivos de las cajas han hecho partícipe al presidente del Gobierno extremeño de la "importancia" de esta región en el proceso de integración.

Además, le han transmitido su intención de incentivar todos aquellos proyectos encaminados a la reactivación de la economía, el empleo, y la solidaridad social, concluye la nota.