Propuesta de resolución presentada por los populares

CiU y PP abren la puerta a la supresión del euro por receta en Cataluña en 2013

CiU y PP han abierto la puerta a revisar la aplicación del euro por receta e incluso suprimirlo a partir de 2013, según una propuesta de resolución presentada por los populares y sobre la que ambos partidos seguirán trabajando este jueves durante el debate sobre los terceros ajustes del Govern.

El texto sobre el que trabajan insta al Govern a suprimir la tasa "como máximo a 31 de diciembre de 2012", una vez que las medidas del copago sanitario implantadas por el Gobierno central compensen los ingresos y el ahorro que debía suponer la aplicación del euro por receta.

Fuentes populares aseguran que esa cantidad está compensada puesto que el impacto de las medidas del Gobierno en las arcas de la Generalitat -que cifran en 400 millones de euros- compensan con creces el efecto que conlleva el euro por receta, y que el propio Govern cifró en 100 millones de euros anuales.

Sin embargo, fuentes de CiU precisan que por ahora solo aceptan calcular el rendimiento de las medidas impulsadas por el Gobierno hasta diciembre, para, una vez cuantificadas, analizar si es viable la supresión del euro por receta porque queda compensado: "Entonces, ya lo hablaremos", señalan.

Aun así, las mismas fuentes defienden que la negociación "está bien encaminada", y destacan que la propuesta del PP no conlleva la supresión inmediata si no que establece un período de análisis.

También desde las filas del PP se está convencido de que la negociación prosperará e incluso apuntan que el euro por receta "tiene los días contados".

Ambas formaciones se han movido de sus posicionamientos iniciales, puesto que los populares abogaban en un primer momento por la revocación inmediata de la tasa -ahora hablan de finales de año-, y CiU rechazaba cualquier modificación.

De prosperar la propuesta de resolución de CiU y PP -a la que podrían sumarse también otras fuerzas-, fracasaría la propuesta de resolución conjunta en la que trabajaban todos los grupos de la oposición, que han presentado sus propias propuestas en las que rechazan el euro por receta e instan al Govern a retirarlo.

Así, los grupos de la izquierda mantienen su posición frontal, y en concreto el PSC pide evitarlo y no aplicar tampoco el copago sobre fármacos implantado por el Estado "siguiendo el ejemplo del País Vasco".

Desde ICV, se emplaza al Govern a presentar un proyecto de ley, en el plazo máximo de un mes, para dejar sin efecto la tasa, y ERC califica la tasa de "inequitativa".

A excepción del PP, desde la oposición también han reclamado al Govern frenar la privatización de Tabasa, Túnels del Cadí y Aigües Ter-Llobregat (ATLL), y recuperar el último tramo del impuesto de Sucesiones y otros impuestos.

Desde ICV-EUiA, ERC y SI también expresan su rechazo a la posibilidad de que Eurovegas se instale en Cataluña, y en el caso de los ecosocialistas piden que el Govern no tome decisión alguna sin antes haber celebrado un debate específico sobre la cuestión en el Parlamento catalán.