Solo permitida a los libros tradicionales

Bruselas expedienta a Francia y Luxemburgo por aplicar IVA reducido a los libros electrónicos

La Comisión Europea ha lanzado este martes un procedimiento de infracción contra Francia y Luxemburgo por aplicar el IVA reducido a los libros electrónicos (el 7% y el 3%, respectivamente). Bruselas alega que los dos países vulneran la normativa comunitaria, que sólo permite estas rebajas para los libros tradicionales.

"Los tipos superreducidos han transferido más del 90% del negocio de la UE a Luxemburgo, con un monopolio para Amazon", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Olivier Bailly. "En todo el resto de países se han perdido empleos", ha agregado.

Francia y Luxemburgo disponen ahora de un mes para presentar sus alegaciones. Si no convencen al Ejecutivo comunitario, éste pedirá formalmente cambios en la legislación y podría llevar el caso ante el Tribunal de Justicia.

La vicepresidenta de la Comisión y responsable de Telecomunicaciones, Neelie Kroes, ha cuestionado en su cuenta de 'Twitter' si "aplicar tipos diferentes de IVA a los libros electrónicos y a los libros tradicionales tiene sentido en el siglo XXI". De hecho, el Ejecutivo comunitario tiene previsto presentar propuestas en 2013 para facilitar la convergencia.

No obstante, Bruselas sostiene que hasta que no se modifique la directiva sobre el IVA esta convergencia no es posible. El IVA reducido de Francia y Luxemburgo "crea graves distorsiones de competencia en detrimento de los operadores de los otros 25 Estados miembros", ha dicho la Comisión.

El motivo es que las compras de libros digitales se pueden realizar fácilmente en un país distinto al de residencia y las reglas vigentes prevén que se aplique el tipo de IVA del Estado miembro de la empresa y no del cliente.