Monti anuncia un recorte del 10% de empleos públicos

La medida no es todavía oficial, pero el primer ministro italiano alega que evitará subir el IVA y advierte de que el ahorro de 4.200 millones anunciado para este año se ha quedado corto tras el terremoto de mayo

Mario Monti ha declarado hoy que reducirá en un 10% el personal dependiente de la administración y un 20% los dirigentes de las empresas públicas para no tener que subir el IVA. El primer ministro italiano ha hecho este anuncio en una reunión con representantes locales y regionales, no de forma oficial, lo que no evitado desatar las alarmas de los sindicatos, que ya han amenazado con una huelga general.

El jefe del ejecutivo italiano ha aclarado que los despidos son necesarios para mantener saneadas las cuentas del país evitando el aumento del 2% del IVA previsto para octubre. En lo que va de año, Italia ha anunciado recortes de más de 4.200 millones de euros en el gasto público, aunque Monti ha declarado que no son suficientes porque el terremoto que devastó en mayo la norteña localidad de Reggio-Romagna ha obligado a crear fondos de emergencia. Según fuentes de la agencia Reuters, los recortes podrían llegar a los 7.000 millones en 2012.

"Cuidado con el conflicto social", ha advertido Susanna Camusso, la líder de la Cgil, el mayor sindicato de Italia, antes de reunirse con Monti. Camusso cree que es "hay que usar" la herramienta de la huelga general, coordinando a todos los sindicatos. Raffaele Bonanni, el secretario general del segundo sindicato, declaró ayer que habría parones masivos si los recortes son indiscriminados.

El ministro de Economía, Vittorio Grilli, ha proclamado que los recortes son "urgentes" porque Italia todavía está "bajo especial vigilancia" a nivel europeo, según han declarado a Reuters fuentes presentes en la reunión de Monti con los dirigentes locales.