Abrirá entre 12 y 15 locales que se sumarán a los 70 de la Península

Hertz crecerá en España a través de un franquiciador global o directamente

La multinacional estadounidense de alquiler de vehículos Hertz sigue deshojando la margarita de si cederá su negocio en España a un franquiciado o si continúa operando directamente. Sea cual sea la decisión, que se tomará este verano, la rent a car iniciará posteriormente una expansión en la Península.

Hertz crecerá en España a través de un franquiciador global o directamente
Hertz crecerá en España a través de un franquiciador global o directamente

Hertz tiene previsto abrir entre 12 y 15 nuevos puntos de alquiler en las zonas donde tiene menos presencia en la España peninsular. Eso supone aumentar la oferta en un 20%, pues se sumarán a los 70 centros con los que cuenta la multinacional en la Península. En los dos archipiélagos, donde la actividad del alquiler de coches es alta, dispone de 12 centros.

La intención de Hertz es cubrir zonas donde tienen escasa representación. Juan Carlos Azcona, director general de la empresa en España, cita concretamente Extremadura, partes de Galicia o alguna ciudad como Albacete. El directivo aclara que estas oficinas pueden ser o bien por "agentes virtuales" o convencionales, dependiendo del volumen de negocio previsto.

La expansión de la multinacional en España está prevista a corto plazo, para enero del año próximo "o incluso antes", remarca Azcona. Y se producirá al margen de que finalmente Hertz opte por ceder su negocio a un franquiciado global. "De hecho, en los contactos que hemos mantenido con empresas interesadas en hacerse con la franquicia de toda la Península les hemos exigido un plan de crecimiento", dice.

Hertz ya tiene dos franquiciados, uno para Baleares y otro en Canarias, al que se sumaría este tercero que se encargaría de la Península en su conjunto, al margen de que posteriormente este pudiese buscar otros subfranquiciados.

Azcona aclara que, a pesar de que llevan meses analizando una cuarentena de candidatos, la decisión de ceder el negocio como franquicia no está tomada. El resultado tiene más que ver con el perfil del aspirante, pues no quieren que la imagen de Hertz pueda sufrir. "No es una cuestión de dinero; no estamos desesperados como alguien comenta por ahí", dice.

En 150 países

La franquicia es normal en Hertz, según explica el directivo, ya que están en 150 países, entre los que se encuentran Portugal, Irlanda, Grecia o Suecia. Mercados maduros y donde el potencial de crecimiento es menor, algo que encaja en la situación de España. El dinero obtenido -del que Azcona no suelta prenda- servirá para que la multinacional se instale o refuerce en países emergentes con más recorrido. Lo que no significa que España no sea un mercado interesante para Hertz. "No sé cómo se la ha ocurrido a alguien pensar que abandonamos este país, siendo una potencia turística mundial que visitan tantos estadounidenses", remarca.

Entre los candidatos, han barajado sectores que sumen el alquiler de coches a su negocio y dispongan de red: hoteles, renting, redes comerciales, agencias de viajes...

Oficinas con coches y sin personal

Hertz ha desarrollado una nueva tecnología -virtual agent- que consiste en disponer de una flota de coches de alquiler gestionada por un ordenador. El cliente ve los coches y hace las operaciones a través del ordenador. Una vez que se haya pagado, una caja fuerte expende las llaves y los papeles del alquiler. De esta manera se ahorran el personal. Hertz negocia con zonas como gasolineras, hoteles o grandes almacenes con parking donde instalar la campa de los coches.

Juan Carlos Azcona explica que esta modalidad es rentable para zonas donde se pueden alquilar entre 80 y 90 vehículos al mes. A partir de 120, sin embargo, ya es mejor instalar una oficina convencional con personal al frente.

Esta fórmula permitirá a Hertz estar presente en zonas que por volumen no justificaban su presencia. Algunas de las futuras oficinas serán "virtuales".