Horas bajas

RIM baraja alianzas y venta de negocios para superar su crisis

Retrasa el estreno de su nuevo sistema operativo a 2013

RIM baraja alianzas y venta de negocios para superar su crisis
RIM baraja alianzas y venta de negocios para superar su crisis

RIM, el fabricante de las Blackberry, vive sus horas más bajas. Su nuevo consejero delegado, el alemán Thorsten Heins, que sustituyó a los fundadores de la compañía Jim Balsillie y Mike Lazaridis al frente de la compañía hace seis meses, no ha logrado frenar la caída que sufre la firma canadiense, que está valorando una alianza con Microsoft o la venta de su negocio de redes para superar su grave crisis, según revelaron este viernes a Reuters tres fuentes familiarizadas con la situación.

Para muchos analistas, la multinacional se muestra incapaz de frenar la sangría que le están provocando los dispositivos de Apple y los terminales con Android de Google, y está atravesando el periodo más duro de su historia. Así, la compañía anunció el jueves por la noche (hora española) que sus ingresos en su primer trimestre fiscal se desplomaron un 43% hasta los 2.800 millones de dólares. Las pérdidas ascendieron a 518 millones de dólares, frente a los 695 millones de ganancias logradas en el mismo periodo del año anterior.

Pero las malas noticias no acaban ahí. RIM, que también ha tenido problemas para hacerse un hueco en el mercado de las tabletas, comunicó la eliminación de 5.000 puestos de trabajo (casi un tercio de su plantilla) para ahorrar 1.000 millones de dólares, y que retrasa el lanzamiento de su nuevo sistema operativo Blackberry 10 hasta principios de 2013. Un jarro de agua fría para los inversores de la compañía, que habían depositado grandes esperanzas en este estreno. Ahora, según aclaró RIM, el primer teléfono móvil con Blackberry 10 no llegará hasta el primer trimestre del próximo año, cuando estaba previsto que llegara para estas navidades.

RIM ha asegurado que espera que los próximos trimestres "sigan siendo muy difíciles" lo que hace temer a algunos analistas que su plan de recuperación pueda llegar demasiado tarde. Según las fuentes citadas por Reuters, RIM no puede sobrevivir con su estrategia actual. De ahí, dicen, que una de las opciones que baraja la firma es abandonar su sistema operativo y adoptar la nueva versión de Windows Phone 8 de Microsoft, y buscar que esta compañía comprara una participación del fabricante de la Blackberry.

Otras opciones

Las mismas fuentes aseguran que RIM también estudia otra opción: vender su negocio de redes a una firma de capital privado o una empresa de tecnología. De esta manera, el comprador podría abrir centros operativos de red de RIM a otros proveedores de smartphones, lo que les permitiría ofrecer también mensajes de correo electrónico de alta seguridad y otros servicios a empresas y agencias del gobierno.

Sus acciones se hunden hasta precios de 2003

Durante el primer trimestre, RIM vendió 7,8 millones de Blackberry (la mitad de hace dos trimestres) y 260.000 tabletas PlayBook (Apple vendió 32 millones de iPad en 2011). La compañía, que ha reducido su cuota de mercado en smartphone a un 6%, ocupa hoy la cuarta posición en el ranking mundial. Además, los sistemas operativos iOS y Android acaparan el 82% del mercado de móviles inteligentes y Microsoft intentará arrebatar este año a RIM el tercer puesto. Todo ello ha elevado la desconfianza de los inversores y los títulos de la compañía cayeron este viernes un 19%, situándose en los 7,4 dólares, a nivel de 2003. Sus acciones han bajado un 49% desde enero y un 89% en los últimos cinco años.