El país ha solicitado a la UE el rescate de su banca

El FMI reconoce que Chipre ha solicitado su asistencia financiera

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, confirmó hoy la solicitud de Chipre de que el organismo participe en el programa de rescate de asistencia financiera externa.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, ha asegurado que el Gobierno de Chipre le ha enviado una carta en la que solicitan que el organismo envíe un equipo a Chipre para evaluar la situación del país tan pronto como sea posible para la preparación de un programa económico que ayude al país.

"Hoy el FMI recibió una invitación por parte de las autoridades de Chipre a participar en la asistencia financiera externa para contener los riesgos para la economía chipriota", aseguró Lagarde en un comunicado.

El Gobierno de Chipre ha anunciado que sus socios de la eurozona han aceptado su petición de ayuda financiera para recapitalizar su banca, aunque no precisó la cantidad que recibirá y que se concretará la semana que viene durante una visita de expertos para analizar la situación del sector financiero. Así lo ha explicado en rueda de prensa el ministro de Economía de Chipre, Vassos Sharly, quien declaró a preguntas de Efe que espera que la entrega del dinero se haga efectiva en el plazo de un mes.

El ministro indicó que la ayuda chipriota se centra principalmente en la recapitalización del sector financiero, pero que también afecta a la situación de las finanzas públicas en general.

"El apoyo europeo ayudara no sólo al sector bancario sino también al crecimiento que necesitamos. El mecanismo (de ayuda) nos da ahora esta posibilidad", señaló el ministro chipriota.

Además del recurso a los socios europeos, Sharly insistió que el Gobierno de Chipre está negociando recibir créditos bilaterales de terceros países, como China y Rusia.

El ministro recordó que ya el año pasado solicitó y recibió de Rusia un préstamo de 2.500 millones de euros para cubrir sus necesidades de financiación.

El anuncio de la concesión de la ayuda se produce el mismo día que el Bank of Cyprus, el mayor banco comercial de Chipre, anunció que va a solicitar al Gobierno fondos por valor de 500 millones de euros, lo que eleva a un mínimo de 2.300 millones de euros la cantidad total requerida para rescatar a la banca del país mediterráneo.

Según un comunicado hecho público por la entidad, esos 500 millones se solicitan en concepto de "ayuda financiera temporal" para cumplir los objetivos de recapitalización.

Esta solicitud se suma a los 1.800 millones de euro que requiere el segundo mayor banco del país, el Laiki Popular Bank, y que eleva la cantidad total que Chipre deberá inyectar a su banca a un mínimo de 2.300 millones de euros, el 13% del PIB del país.

El pasado día 25, Chipre se convirtió en el quinto país de la eurozona en solicitar ayuda financiera a sus socios, después de perder el acceso a los mercados hace meses y con un sector bancario muy debilitado por su exposición a Grecia.

Ese mismo día, la agencia de calificación Fitch rebajó a bono basura la deuda estatal del país, que el próximo 1 de julio asume la presidencia rotatoria de la Unión Europea (UE).

En aquel momento, Fitch consideró que, además de los 1.800 millones de euros para el Laiki Popular Bank, se necesitará una inyección adicional de hasta 4.000 millones para el resto del sector bancario.