Adelanta ajustes y liquida 13 centros y empresas de carga, mantenimiento y mercancías

Fomento aplaza a 2014 la privatización de Renfe para no anticiparse a la UE

La ministra de Fomento ha asegurado a los líderes de UGT y CC OO que la privatización de Renfe y la liberalización en pasajeros se pactará con los sindicatos y se aplazará a 2014 para acompasarla a los planes de la UE. La reconversión de cargas y talleres no tiene tregua: desaparecen seis empresas y siete centros de componentes.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, convocó recientemente a los líderes de UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, para tratar los procesos de privatización de Aena y Renfe y la liberalización del tren. Pastor intentaba disipar ante sus interlocutores las incertidumbres que se suscitaron a comienzos del mes de mayo con los anuncios de que el Consejo de Ministros aprobaría de manera inmediata los planes de liberalización del tráfico ferroviario de pasajeros y la privatización de Renfe.

"La ministra insistió en que no se va a privatizar Renfe y que se acompasará la liberalización del transporte de pasajeros al calendario europeo", ha asegurado a CincoDías el secretario de Transportes de UGT, Miguel Ángel Cillero, presente también en el encuentro. Pastor, no obstante, dejó claro ante los líderes sindicales que es imprescindible mejorar la eficacia y la gestión de Renfe y Adif, que soportan deudas de 5.000 y 14.000 millones, respectivamente.

La inquietud entre las plantillas de la operadora y el administrador de infraestructuras de tren se había disparado a finales de abril cuando, en unas declaraciones coincidentes en el tiempo, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunciaron que el Gobierno tenía previsto anuncia la liberalización de algunos servicios de transportes e infraestructuras, en el marco del plan de privatizaciones de empresas y actividades públicas puesto en marcha por el Ejecutivo. Diferentes informaciones de prensa desvelaron que el plan de enajenaciones se prepararía a lo largo del año en curso y se implementaría en 2013.

El encuentro con Ana Pastor parece haber suavizado la inquietud de los sindicatos ante lo que consideraban una amenaza de "troceamiento y venta de las empresas públicas ferroviarias españolas a corto plazo". Sin embargo, no ha logrado mitigar "el temor a que, entre tanto, se acelere la "política de externalización de una parte de las actividades que hasta hoy realiza la plantilla" de la operadora, según fuentes de las centrales.

Los sindicatos han indicado que en los últimos meses la dirección de Renfe, (la compañía pública está presidida desde enero por Julio Gómez Pomar) ha tomado decisiones que se han saldado (o están en proceso) con la liquidación de trece centros o empresas de la operadora que estaban inscritas en las actividades de suministro de componentes, mantenimiento y mercancías.

Así, siete centros de reparación de componente situados en las provincias de Lugo, Palencia, Salamanca, Murcia, Granada, Almería y Albacete, han perdido carga de trabajo ya que sus funciones se centralizan en Madrid. En mantenimiento han desaparecido o están en liquidación empresas como Irvia, participada también por Alstom, Tarvia, participada por Talgo y Albitren, con presencia de Albatros. En mercancías se han liquidado tres compañías recién creadas en la etapa anterior y se mantiene Contren que será fusionada con Pecovasa. Fuentes del Gobierno dijeron que todos las medidas que se toman en el sector público ferroviario tienen como objetivo "racionalizar" una actividad "con fuerte déficit y significativas deudas".

Franquicias y surcos de vía en competencia

La ministra de Fomento, Ana Pastor, aseguró a los líderes sindicales durante su reciente encuentro que "todavía no existe un plan preciso para proceder a las liberalización del ferrocarril en España".

Diferentes informaciones de prensa desvelaron hace varias semanas cuales eran los parámetros sobre los que se movía el Gobierno de Mariano Rajoy para abordar la reforma de un sector del que se denosta sus abultados déficits y grueso endeudamiento.

El plan elaborado por la dirección de Renfe, pivota, según fuentes sindicales de la operadora, sobre dos ejes dando un trato diferenciado a cercanías y regionales, por un lado, y alta velocidad y largo recorrido, por otro. Los primeros se explotarían a través de franquicias, sistema empleado en países como el Reino Unido o Alemania. Para ello se convocarían diversos concursos, por corredores o núcleos de cercanías, incluyendo en algunos casos líneas regionales. El adjudicatario operaria con los trenes y el personal que ya tienen esos servicios, garantizando determinados niveles de calidad, frecuencia o precios y cumpliendo unos parámetros mínimos de explotación fijados en el concurso.

Para los servicios de alta velocidad y larga distancia se propone la apertura a la competencia de Renfe con operadores privados.

Calendario

La UE dará a conocer en breve su enésimo calendario para la privatización del tren de pasajeros en Europa. A día de hoy se baraja una horquilla de entre 2015 y 2017. Fuentes conocedoras de los planes de Bruselas indican que podría adelantarse a 2014.