La compañía cree que habrá una sentencia en el plazo de dos meses

Iberia impugna la totalidad del laudo en la Sala de lo Social de la Audiencia

Los abogados del despacho de Garrigues entregaron el viernes en la Audiencia Nacional la impugnación total del laudo en nombre de Iberia Operadora. El demandado es el sindicato de pilotos Sepla. El principal argumento, que el árbitro entró en temas ajenos al arbitraje y que no escuchó a Express ni a sus pilotos. La compañía espera una sentencia en un par de meses.

Iberia impugna la totalidad del laudo en la Sala de lo Social de la Audiencia
Iberia impugna la totalidad del laudo en la Sala de lo Social de la Audiencia

Tal como el jueves anunciara Antonio Vázquez en la junta de accionistas de IAG, los abogados del despacho de Garrigues presentaron un día después en la Audiencia Nacional la impugnación del laudo de Iberia que dictó el pasado 25 de mayo Jaime Montalvo. La impugnación la verá la Sala de lo Social del tribunal y la compañía espera que en el plazo de dos meses pueda dictar una sentencia.

Durante el tiempo que transcurra hasta que se resuelva la impugnación las dos partes en litigio, Iberia y el Sepla, reconocen que el laudo "está plenamente en vigor" y deber seguir desarrollándose en los plazos fijados. El Sepla ya ha denunciado distintos incumplimientos por la empresa.

Fuentes conocedoras del contenido de los documentos de impugnación han asegurado que se presenta en nombre de Iberia Operadora. El denunciado es el sindicato de pilotos en la compañía. Explican que, aunque el laudo fue instado por el Gobierno y ejecutado por un árbitro nombrado por Fomento, Jaime Montalvo, formalmente la denuncia tiene que hacerse contra el Sepla.

Iberia Operadora, en primer lugar impugna la totalidad del laudo, pero en caso de que no se acepte por la Audiencia Nacional este planteamiento, presenta impugnaciones parciales a los aspectos por los que se siente más perjudicada.

La argumentación que se contiene en la impugnación plantea como primera tesis que Jaime Montalvo se extralimitó en el contenido de los temas sobre los que debía ejercer arbitraje y abordó cuestiones que no estaban incluidas en la convocatoria de las huelgas del Sepla. Alega también defectos de forma en la implementación del laudo ya que no llamó a declarar a los directivos ni a los pilotos de Iberia Express. Igualmente indica que se toman decisiones que contravienen la legislación sobre seguridad aérea. En concreto, se exige que sean pilotos de Iberia Operadora los que hagan funciones de instructores de los tripulantes de Iberia Express. Según las fuentes indicadas, esta actividad debe ser realizada obligatoriamente por pilotos de la propia Express.

Otro de los argumentos de la impugnación se basa en la idea de que el laudo coarta la libertad de gestión de una empresa como Express que, "si bien es filial al 100% de Iberia, cuenta con una dirección totalmente autónoma y un consejo de administración propio". Se considera que "se ata de manos la gestión de Iberia Express al negarle la libertad de contratar sus propios pilotos y al imponerle un escalafón y unos costes por piloto externos".

En caso de que la Audiencia Nacional aceptara la impugnación total, las fuentes citadas indican que se volvería a la situación anterior, con el VII convenio de los pilotos en vigor "aunque solo se aplicaría su ultraactividad hasta febrero de 2013". Si la Audiencia acepta la impugnación de aspectos parciales, estos, con el resto del laudo, estarían vigentes hasta finales de 2014.

Pese a la impugnación, el laudo sigue en vigor. Los pilotos ya han reclamado la constitución de la mesa de conflictos en la que habrá dos miembros de Iberia, dos miembros del sindicato de pilotos y un presidente que deberá elegir Jaime Montalvo antes del 26 de julio si las partes no llegan antes a un nombramiento consensuado.

El lunes los pilotos de Express deberán decidir si se integran o no en el escalafón de Iberia Operadora.

Tranquilidad

En un comunicado tras la impugnación del laudo, el Sepla reclama a sus afiliados que mantengan la calma: "Seguimos pidiendo que no entréis en esta nueva provocación y os aseguramos que estamos tomando las medidas necesarias para afrontar una situación que preveíamos".