Producto bancario sustitutivo

Bankia negocia con Bruselas el canje de sus preferentes por depósitos o bonos

Bankia está ultimando con Bruselas las condiciones de una oferta de canje para los 92.000 clientes de participaciones preferentes comercializadas a través de Caja Madrid, informaron a Europa Press fuentes financieras.

La entidad negocia con las autoridades europeas un producto bancario sustitutivo para ofrecer una solución a los clientes de las preferentes la próxima semana, antes del 7 de julio, fecha en que estaba previsto el pago del cupón que no se materializará. Al tratarse de una entidad nacionalizada, que recibirá respaldo público por hasta 23.465 millones de euros, Bankia necesita luz verde de la UE.

También la necesita de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) si el canje consiste en productos que requieren autorización de folleto informativo. El grueso del canje corresponde a una emisión de 3.000 millones realizada por Caja Madrid en el año 2009. Y precisamente, la gran mayoría de las oficinas de Caja Madrid, ubicadas en la Comunidad de Madrid y alrededores, se han puesto en contacto con tenedores de preferentes desde la semana pasada para ofrecerles información de un canje por un depósito o por bonos a cinco años, entre otras posibilidades.

BANKIA 1,78 2,65%

Sin proporcionar documentación escrita, Bankia ha ofrecido hasta ahora a algunos clientes un depósito a un plazo de cinco años con un interés del 1% y sin posibilidad de rescate anticipado, así como bonos a cinco años que podrían ser convertibles o deuda subordinada.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, anunció en su primera comparecencia pública al asumir el timón de la entidad el pasado mes de mayo que su prioridad tras la implementación del plan de saneamiento y recapitalización es ofrecer una solución a los clientes de participaciones preferentes.

Por otra parte, Novagalicia, otra entidad nacionalizada y que tiene unos 900 millones en preferentes, se defendió de las quejas de los inversores, asegurando que "ya sabían" en qué invertían cuando suscribieron estas participaciones preferentes.