_
_
_
_
Entorno. Tendencias

El pueblo donde la riqueza de la eólica no irá a recalificar suelo

Lubián, en Zamora, recibe de la patronal el premio al mejor uso de los ingresos del viento

Los ingresos de la industria eólica han supuesto para Lubián, un pueblo de 203 habitantes en Zamora, nada menos que "la salvación, de ir hacia la nada a ir hacia el futuro". La sentencia es del alcalde de esta minúscula pedanía en plenos montes de la Alta Sanabria, Felipe, de apellido también Lubián, que pronunció en la plaza del pueblo ante unos vecinos entre atónitos y curiosos porque a sus calles llegó el 15 de junio la celebración del Día Mundial del Viento.

Allí estaban no solo los lugareños, sino también la plana mayor de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), la principal patronal del sector, y las empresas Acciona e Ibereólica, las dos firmas que llevaron a estos montes la industria del viento en el año 2000, incrementando los ingresos de Lubián en un 300%.

Ambas compañías generan 300 megavatios de potencia en la comarca, el equivalente al consumo de electricidad de unas 80.000 familias. Solo Lubián vierte a la red el 5% de la potencia instalada en Castilla y León, la comunidad autónoma con más megavatios eólicos en España, la friolera de 3.882. El motivo de celebrar el viento por todo lo alto no fue únicamente "la tranquilidad nuestra, sin ningún tipo de deuda, en un momento de agobio para los concejales", como se congratuló el alcalde a propósito de los 600.000 euros anuales que recibe del viento, sino el buen uso que ha hecho este pueblo de esos relajantes ingresos extras, lo que le ha merecido ganar del primer premio Eolo de la AEE "a la integración rural de la eólica".

El alcalde, que gobierna en Lubián por el PSOE desde 1979, no ha empleado ni un euro en conceder licencias de obra nueva. El premio da la vuelta a la imagen que dejó La Muela, el pueblo de 5.213 habitantes en Zaragoza, de los que 410 viajaron al Caribe casi gratis y a México en un avión fletado por el ayuntamiento gracias a los ingresos de la eólica. Su alcaldesa, María Victoria Pinilla, fue acusada de corrupción urbanística por recalificar terrenos industriales próximos a los parques eólicos, de blanqueo de capitales y de otros siete delitos en 2009.

En Lubián, el dinero se ha invertido en restaurar plazas, calles y jardines, rehabilitar las viviendas, abrir un comedor social y conceder 600 euros por nacimiento y otros 600 euros anuales de ayuda a las familias numerosas por cada niño menor de edad. El regidor, que se jubila el próximo mes de agosto "después de 37 años de servicio", ha promovido la creación de una eco-residencia, un espacio para los mayores del pueblo con huerta y jardín. El siguiente paso será apoyar el turismo y la construcción de otras residencias de día.

En esta comarca, los montes son privados y su gestión depende de las juntas de vecinos y no del ayuntamiento, así que cada pueblo decide cómo usar los ingresos que percibe de la eólica. Aciberos, uno de los seis pueblos que forman esta comarca de 373 habitantes, ha abierto una piscina de verano. "Esta es una forma de que la gente coja cariño a los pueblos, de que tengan futuro", explica Guillermo Tejera, presidente de la junta vecinal de Aciberos, donde uno de sus 25 habitantes trabaja para esta industria. "Ahora hay más dinero para las familias que viven de eso", comenta Olanio Vidal, residente en Lubián desde siempre. "Eso" es la energía eólica, que ha creado 27 empleos directos entre los diferentes parques, 19 de ellos en Lubián. El espectáculo de gaitas que regaló el pueblo a sus vecinos en el Día Mundial del Viento forma parte de la recuperación de los festejos tradicionales, "porque el patrimonio inmaterial también cuenta", según el alcalde.

La industria no dejó pasar la ocasión de remachar el difícil momento que viven los operadores de parques por el recorte de las primas y la nada regulatoria a partir de 2012. "Cuando la tempestad de la crisis nos acosa, conviene decir que hay cosas que hemos hecho bien, se han creado miles de puestos de trabajo", lanzó el director de relaciones externas de Acciona, José Arrieta.

La clave del éxito, el AVE a Galicia

La subestación eléctrica de 400 kilovoltios que vierte a la red eléctrica la energía que producen los aerogeneradores eólicos ha sido "la clave del éxito" de los parques de Lubián, según Gregorio Álvarez, presidente de Ibereólica, la empresa que comparte con Acciona los 300 megavatios de potencia instalada en la comarca de Lubián. La razón es que de este enclave, perteneciente a las empresas promotoras y a Red Eléctrica de España, partirá la interconexión internacional con Portugal y será el nexo para el AVE a Galicia, el cual se prevé que parta desde Zamora en su recorrido hacia esta comunidad autónoma.La mejor inclusión de la eólica en el sistema eléctrico, a pesar de que su producción de electricidad no es constante, ha hecho posible que esta subestación amplíe a 500 kilovoltios el próximo mes de julio, con una línea más que vertirá a la red más electricidad de origen eólico. Hasta ahora, muchos aerogeneradores de estos parques permanecían parados porque la red no era capaz de absorber la electricidad de los molinos, sobre todo en días de mucho viento.En noviembre de 2011 la eólica batió su propio récord de generación de electricidad, con un 60% de la producción total en España.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_