Elimina el roaming nacional en las llamadas

Telefónica desata en México una guerra comercial contra América Móvil

Telefónica parece dispuesta a iniciar una guerra de precios en México. La compañía española anunció ayer nuevas tarifas en las llamadas a larga distancia y nacionales en el país, en un intento de quitar clientes a América Móvil.

Los responsables de Telefónica en México se están moviendo. La compañía ha lanzado nuevas ofertas para presionar a sus rivales, especialmente América Móvil.

Así, Telefónica anunció la eliminación del roaming nacional, de tal manera que la República Mexicana ha pasado a ser una sola área de marcación con una tarifa. "De la misma forma, el precio de una llamada internacional a EE UU y Canadá desde México se cobrará como una llamada nacional", dijo la compañía.

Además, la filial de la operadora española señaló que pondrá en marcha un plan por el que el redondeo en el cobro de las llamadas será por segundos en lugar de en minutos.

"Por primera vez en el país una empresa de telecomunicaciones cobrará a sus clientes que así lo decidan sólo los segundos que consuman en una llamada", dijo la operadora, añadiendo que con este beneficio, los usuarios de la nueva Movistar, adquiriendo el plan a su conveniencia, podrán ahorrar más un 30% en el consumo de sus llamadas. Movistar dijo también que los clientes que contraten el cobro por segundo, podrán contar con dos números gratis, uno a cualquier operador móvil o fijo nacional y el segundo a un número Movistar.

Al mismo tiempo, la compañía también anunció nuevos programas de fidelización.

Dentro de esta ofensiva, Telefónica lanzará nuevos servicios de aplicaciones móviles y de música, en este caso con el respaldo de Sonora, la plataforma musical impulsada por su filial Terra.

Lo cierto es que tanto Telefónica como otras empresas del sector quieren aumentar la presión competitiva sobre América Móvil. La pasada semana, la filial de la operadora española anunció un acuerdo con Iusacell, participada por Televisa y TV Azteca, para compartir redes móviles y otros servicios. La intención de ambas compañías es reducir costes por el despliegue de infraestructuras y, al mismo tiempo, mejorar la cobertura móvil en el país norteamericano.

Fuentes del sector aseguran que el acuerdo está enfocado para hacer frente a la operadora de Carlos Slim. En la actualidad, América Móvil tiene una cuota en el mercado móvil de México del 70%, por el 20% de Telefónica y el 5% de Iusacell.