Alemania pesa ya lo mismo que España

Gestamp Automoción crecerá este año un 17%, hasta 5.600 millones

Gestamp Automoción, la primera multinacional de componentes del automóvil española, prevé aumentar este año su facturación un 17%, hasta 5.600 millones de euros. De alcanzarlo, la división de automoción de la Corporación Gestamp habrá multiplicado por 2,7 sus ventas desde 2009.

La evolución de las ventas del Gestamp Automoción ha sido vertiginosa. Desde 1997, cuando se independizó con entidad propia de la empresa original Gonvarri, la primera multinacional española del sector de componentes del automóvil, ha multiplicado su facturación 28 veces. De 200 millones hasta los 5.600 millones previstos para este ejercicio. Una progresión con un fuerte acelerón en los últimos años: en 2012 crecerá un 17%, pero en 2011 se alcanzó un 51% y en 2010 un 56%, según explicó ayer el presidente y consejero delegado de Gestamp, Francisco J. Riberas, dentro del ciclo de conferencias Esade-Deloitte La empresa familiar como pilar de la economía.

Esta evolución se sustenta en dos claves, la internacionalización y el I+D, que ha permitido a la compañía desarrollar productos con un fuerte componente tecnológico, que han colocado a Gestamp como líder mundial en componentes metálicos del automóvil y situarla entre los mayores Tier 1 (empresas que abastecen de piezas directamente a los fabricantes de automóviles), según Riberas.

Deuda

Fruto de la diversificación geográfica, el grupo tiene actualmente 89 plantas repartidas por América del Norte (9), Latinoamérica (9), Europa Occidental (49), del Este (11 más 3 en proceso) o Asia (con otras 12 más 5 en proceso). El presidente de la multinacional española explica que se han ido implantando de la mano de sus clientes, una cartera que se ha ido abriendo en estos 15 años de vida con la entrada de fabricantes europeos y estadounidenses, y con menor intensidad, asiáticos (japoneses, coreanos o indios).

España ha ido perdiendo peso en este proceso. Si en 1997 aportó el 67% de la facturación de la división de automoción, actualmente se sitúa en el 21%, equivalente a lo que aportan las factorías alemanas. La adquisición en los dos últimos años de las germanas Edscha -aporta actualmente una facturación de 770 millones- y TKMF al grupo Thyssen -con 17 plantas y dos centros de investigación y desarrollo- ha contribuido al aumento del peso de Alemania en las cuentas del grupo español.

Una expansión con ratios de deuda bajo control. Riberas explica que actualmente el apalancamiento equivale a dos veces el ebitda anual, aunque antes de la crisis llegó hasta tres veces ebitda. La división de automoción supone el mayor peso de la corporación, que facturó en 2011 en conjunto 6.500 millones de euros, 4.770 millones en automoción.

El grupo descarta compras de empresas nacionales

El presidente de la Corporación Gestamp, Francisco J. Riberas, descarta adquirir empresas de componentes en España. Su punto de mira está en mercados donde aumenta la fabricación de automóviles o aquellas empresas que aporten avances tecnológicos interesantes para el grupo español, muy volcado en procesos que contribuyan a aligerar el peso de los vehículos.

En este sentido, reconoció ayer que han cometido errores "recurrentes" al adquirir empresas en mercados ya maduros, como Francia, debido en parte a la presión de algún cliente. Por contra, están interesados en países asiáticos, como Tailandia o Indonesia, o en Europa del Este. Riberas puntualizó que van allí donde están sus clientes y matizó: "No veo la entrada de fabricantes chinos en España", dijo.