Por un pleito de un hotel en Mallorca

La jueza ordenará detener a Ruiz-Mateos si no se presenta el 27 julio

La jueza María Pascual ha vuelto a citar al empresario José María Ruiz-Mateos el 27 de julio para que declare sobre la estafa de la que le acusa un empresario al que compró un hotel en Mallorca y ha advertido de que si, como ha ocurrido hoy, no se presenta, ordenará su detención.

La jueza ha adoptado esta decisión después de que esta mañana el empresario jerezano incumpliera la citación que le había formulado a él y a sus seis hijos varones para tomarles declaración por la ampliación de la querella presentada contra ellos por Francisco Miralles quien en 2006 les vendió el hotel Eurocalas.

Según fuentes jurídicas, la jueza ha admitido la explicación del abogado de los Ruiz-Mateos según la cual la incomparecencia del patriarca de la familia se debía a un error del propio letrado a la hora de interpretar el auto en el que se le llamaba a declarar.

No obstante, ha advertido a la defensa del octogenario empresario de que dictará contra él orden de detención si no se presenta en los juzgados de Palma el 27 de julio próximo.

Desde las 11.00 horas están prestando declaración los seis hijos varones de Ruiz-Mateos respecto a la ampliación de la querella por administración desleal y alzamiento de bienes, acusaciones que se suman a la de estafa planteada originalmente.

Francisco Miralles acusa de estafa a Ruiz-Mateos como avalista, junto con sus hijos, de un sobrino que le compró el hotel Eurocalas por 24 millones de euros.

El querellante asegura que los Ruiz-Mateos le deben casi 14 millones de euros por el hotel, sobre el que pesa una hipoteca de 19 millones de euros.