Junta de accionistas del grupo el próximo día 30

Telefónica suscribirá la emisión de bonos de PRISA por 100 millones

Telefónica suscribirá 100 millones de euros de la emisión de bonos convertibles en acciones que va a realizar PRISA para reforzar su capital. Este punto ha sido incluido en el orden del día de la junta de accionistas del grupo de comunicación, que se celebrará el próximo día 30.

Entrada de la sede del Grupo PRISA, en la Gran Vía de Madrid
Entrada de la sede del Grupo PRISA, en la Gran Vía de Madrid

El grupo PRISA (editor de Cinco Días) ha ampliado el orden del día previsto para la junta general de accionistas, que se celebrará el próximo día 30, para incluir la operación de refuerzo de capital avanzada por el grupo hace unos días.

Según la información remitida esta mañana a la CNMV, PRISA hará una emisión de bonos convertibles en acciones que tendrá dos tramos. El primero será suscrito por Telefónica, que se ha comprometido suscribir 100 millones de euros.

El segundo tramo, por 334 millones de euros, irá destinado al sindicato de bancos acreedores. HSBC, CaixaBank y Santander se han comprometido a suscribir este tramo en su totalidad. En todo caso, los responsables de PRISA prevén la posibilidad de suscripción incompleta de ambos tramos.

Los bonos, que se emitirán a la vez, son nominativos y tendrán un valor nominal unitario de 100.000 euros. Devengarán un interés mensual pagadero al vencimiento de cada equivalente al Euribor más 415 puntos básicos. Este es el tipo de interés del préstamo subordinado que PRISA cerró con HSBC en diciembre de 2007.

Los bonos vencen a los dos años (en principio, a lo largo de 2014), momento en el que se convertirán en acciones Clase A de PRISA, si es que no se hubieran convertido antes. A efectos de la conversión, el precio de las acciones será de 1,03 euros. Si la conversión se hace antes de los dos años, PRISA emitirá acciones a un precio igual al valor del mes siguiente a aquél en que se produzca la solicitud del canje.

El precio de conversión se ajustará de acuerdo con los procedimientos utilizados habitualmente en emisiones similares. Adicionalmente, en caso de que se produjera el pago de dividendos a las acciones antes de la conversión de los bonos, el precio se ajustará igualmente.

Según lo previsto en la Ley de Sociedades de Capital, PRISA aumentará su capital en la cuantía necesaria para atender la conversión de los bonos hasta un máximo previsto, inicialmente, de 421 millones de acciones Clase A. Estas nuevas acciones cotizarán las Bolsas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao.

PRISA explica que toda la operación está condicionada a contar con los compromisos de suscripción definitivos por la totalidad del importe de la emisión; a lograr la autorización de los bancos acreedores de las modificaciones en sus contratos de préstamo; y a la aprobación en la junta de cada uno de los nuevos puntos incluidos en el orden del día.