Bankia ofrecerá una solución antes de julio

Las entidades aceleran el canje de las preferentes con depósitos

Las entidades buscan una solución para canjear las participaciones preferentes de sus clientes y la opción que cobra más fuerza es la de los depósitos. Bankia no descarta esa fórmula, aunque reconoce que hay otras alternativas. Todo dependerá, en cualquier caso, del visto bueno de Bruselas.

La CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) quiere que las preferentes se canjeen por productos "más sencillos y líquidos". Tras los últimos anuncios hechos por Liberbank y Caja España-Duero, la opción que gana enteros es la del canje por depósitos. Es un producto que no es particularmente líquido, pero que tiene la ventaja de contar con un horizonte de vencimiento definido, al contrario que las preferentes, y, sobre todo, que es muy sencillo. Desde Bankia se trabaja contrarreloj para dar una "solución lo más satisfactoria posible" a los tenedores de preferentes, con el objetivo de que el canje esté definido antes de que llegue el mes de julio. Los depósitos es una de las opciones, según admiten en la entidad, pero recuerdan que hay más alternativas e insisten en que no hay nada cerrado. Las otras opciones habituales son bonos convertibles y acciones. Eso sí, tras la nacionalización de BFA, la matriz de Bankia, la última palabra sobre la autorización del canje la tiene Bruselas.

El presidente de la CNMV, Julio Segura, aseguró hace dos semanas que la oferta difícilmente podría ser por el 100% del valor nominal de las preferentes, porque "el criterio de Bruselas es que el canje se haga a precios de mercado". Al no existir compradores para un producto que está en vías de extinción, los precios de mercado dan unos descuentos que en algunos casos superan el 50% del valor nominal al que fueron emitidas las preferentes.

Bankia tiene en vigor emisiones por valor de 3.131,2 millones de euros. El grueso pertenece a una realizada por Caja Madrid en 2009 por un importe un 3.000 millones, que hasta ahora ofrecía un interés del 7%. El cupón está suspendido, pero si Bankia regresara én algún momento a beneficios, los inversores que aún mantengan su posición, volverán a percibir la remuneración. Entre febero y marzo, Bankia hizo un canje por acciones. Se trata del producto más sencillo y líquido que puede haber, pero con la contrapartida de ser volátil: el canje se hizo a 3,3141 euros por acción y los títulos de Bankia cotizaban hoy a 1,01 euros.

Otras entidades nacionalizadas son Catalunya Caixa, que tiene 510 millones en preferentes y Novagalicia, que tiene otros 902,99 millones. Ambas están pendientes de la solución definitiva de su futuro, antes de ofrecer una vía de escape para las preferentes.

Caja Duero-Caja España ofreció el viernes pasado canjear las preferentes por depósitos a cinco años con un valor nominal del 100% de la emisión y un interés que estará entre el 1,5% y el 2%, dependiendo del título concreto. La puesta en marcha de la oferta está aún pendiente de autorización administrativa. Liberbank, el grupo compuesto por Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura, ha seguido los pasos y ofrecerá también depósitos por el 100% del nominal. Las condiciones de plazo de vencimiento, hasta un máximo de cuatro años, y la remuneración del producto dependerán de la autorización final, que Liberbank espera que tenga lugar dentro de tres semanas o un mes como máximo.

Las preferentes son un híbrido entre bono y acción. Su nombre viene únicamente de que tienen preferencia sobre los accionistas a la hora de cobrar en caso de quiebra, si bien los accionistas son precisamente los últimos en cobrar en esa circunstancia. Las preferentes no tienen vencimiento y su gancho es un cupón, que puede llegar a ser muy sustancial, pero que está sujeto a que la entidad tenga beneficios.