IATA reúne en Pekín a más de 650 directivos de la industria aérea

Las aerolíneas mundiales miran con preocupación hacia Europa

La asociación internacional de aerolíneas, IATA, reúne en Pekín a 650 directivos de compañías mundiales, un gran consejo de expertos que discurrirá cómo salvar el nuevo gran obstáculo de la eurozona.

Las aerolíneas mundiales miran con preocupación hacia Europa
Las aerolíneas mundiales miran con preocupación hacia Europa

La industria aérea se prepara para nuevas turbulencias procedentes de la zona euro en forma de pérdidas de pasajeros, reducción de la importación de bienes a Europa e incertidumbre, mucha incertidumbre. Los más influyentes directivos de las aerolíneas del planeta se reúnen estos días en Pekín con motivo de la 68 Asamblea General de IATA (International Air Transport Association). Son muchos los obstáculos con que se enfrenta el sector, como el precio del petróleo, la gestión de la seguridad en los aeropuertos o la necesidad de encontrar la fórmula de un biocombustible sostenible... Pero los 650 líderes de la aviación, procedentes de todo el mundo, señalaron ayer a Europa como su mayor foco de preocupación. Las consecuencias de la crisis financiera de la zona euro ya se notan en la industria y el rescate a España añade más incertidumbre para la segunda mitad del año. "Las economías exportadoras de Asia reciben cada vez menos pedidos desde Europa y la recuperación del desempleo derivado de la crisis del 2008 es exasperantemente lenta" explica IATA.

La mayor asociación de aerolíneas del mundo ni siquiera considera una buena noticia que su previsión para los precios del combustible haya bajado de 115 dólares el barril a 110 dólares. "Los precios del petróleo están más bajos por la incertidumbre que genera la eurozona", explican.

El director general de IATA, Tony Tyler, que inauguró ayer la asamblea anual, revisó sus perspectivas económicas para la industria. Prevén que los beneficios después de impuestos caigan de 6.320 millones de euros en 2011 a 2.400 millones en 2012, lo que quiere decir que tendrán solo un 0,5% de beneficios.

"Estamos entre las industrias del mundo con un crecimiento más rápido. Sin embargo, el mejor margen de beneficio anual de nuestros 100 años de historia ha sido hasta ahora del 2,9%. Y el resultado general ha sido una pérdida neta de 12.800 millones de euros. La proyección de futuro se prevé difícil. El mayor riesgo y el más inmediato es la crisis en la eurozona. Si evoluciona en una crisis bancaria podríamos enfrentarnos a una recesión continental que lastraría los beneficios en el resto del planeta", auguró Tyler.

A lo largo de la mañana de ayer se repitieron alusiones al problema europeo por parte de todos los protagonistas de la industria. El consejero delegado de la alianza SkyTeam, Michael H. Wisbrun, aseguró ser "muy consciente de los retos" a los que se enfrentan las cinco aerolíneas europeas de su grupo, entre ellas la española Air Europa. "Nosotros, como grupo, les podemos dar nuestro apoyo implementando los beneficios de SkyTeam para sus pasajeros, pero la supervivencia de las aerolíneas depende de ellas mismas".

El representante de Iberia en esta asamblea anual, su responsable de asuntos corporativos, Manuel López Colmenarejo, aseguró que la compañía comienza a notar que los españoles viajan menos. "Es muy difícil calcular qué parte de los impactos previene de la crisis del euro. En el caso de Iberia, también afectan los problemas laborales que hemos sufrido. No tenemos una estimación, pero es verdad que la demanda en el origen de la venta a España está mal. Las cifras que se ven en las agencias españolas están por debajo del año pasado", aseguró López Colmenarejo.

Claves

IATA: estima que el sector tendrá 2.400 millones de euros en beneficios en 2012, lo que supone un 0,5% de los ingresos.

Petróleo: el precio del barril caerá de una media de 115 dólares el barril a 110 en 2012.

Viajeros: en 2011, 2.800 millones de personas viajaron en el mundo e hicieron tantos kilómetros como para recorrer 34.000 veces la distancia hasta el Sol.

Empleo: la industria aérea mundial sostiene 57 millones de empleos.

Iberia trasladará al cliente el 40% de las nuevas tasas

Manuel López Colmenarejo comentó ayer en Pekín que Iberia trasladará al cliente final solo entre un 30% y un 40% de la subida de las tasas aeroportuarias previstas por Aena para este año. Se calcula que ese incremento supondrá un 10,2% de media, aunque en algunos aeropuertos, como Madrid y Barcelona, subirá hasta el 50%. López recordó que normalmente la subida que están experimentando las tasas en Europa es superior a la del IPC, pero no sobrepasa el 3%.

"En cualquier consumo y no solo en el transporte, si hay un incremento en el coste para el público, la demanda se contrae", comentó. Por eso la compañía solo puede trasladar al cliente hasta el 40% de la subida y asumir el 60% restante. López considera que la subida supondrá 100 millones de euros de costes adicionales para Iberia al año.

La compañía paga unos 600 millones de euros anuales en tasas aeroportuarias, el 10% de sus costes y 320 millones de ellos a Aena, mientras que las de navegación aérea suponen un 5% de sus costes totales.

Tal y como han anunciado varias aerolíneas, entre ellas Ryanair, también Iberia está aún estudiando extender el cobro de la subida a los billetes ya emitidos, aunque López precisó que llevarlo a cabo es muy complicado a nivel logístico. No obstante, la compañía ha informado ya a los pasajeros de que podrá cobrarles ese incremento si se produce, algo previsto en el contrato del billete.

Colmenarejo aclaró que la letra pequeña del contrato en la compra de un billete contempla tanto la devolución de dinero al pasajero en el caso de que suban las tasas como un aumento de las tarifas, como sería en este caso. "Todos los contratos de las compañías son muy parecidos", dijo.