El cliente seleccionará las coberturas que necesita

Axa flexibiliza el seguro de moto

El año pasado, Axa lanzó una estrategia para mejorar su oferta en el seguro del automóvil y, un tiempo después, hizo lo mismo en el seguro del hogar. Ahora, la aseguradora ha decidido aplicar esta misma fórmula para los motoristas.

De esta manera, el cliente será el que decida el precio de su seguro de moto a través de la selección de las coberturas y servicios que necesita. Además, Axa incorpora en motos coberturas tradicionalmente exclusivas del seguro de salud, como el copago, que reducen el precio del seguro.

"En el contexto de dificultad económica que vivimos, es muy importante que el cliente pague única y exclusivamente por aquello que necesita. Esa es la filosofía que nos ha llevado a aplicar un concepto de flexibilidad a nuestra cartera de productos", asegura Jaume Miquel, responsable de Auto y Particulares de Axa España.

MotoFlexible cuenta con tres modalidades, FlexiBásico, FlexiConfort o FlexiVip, a las que se pueden sumar o restar coberturas y servicios que aumentan o rebajan el precio final del seguro.

Entre las novedades que incluye MotoFlexible se encuentran la cobertura por daños en el casco (hasta 500 euros) y en la vestimenta (hasta 1.000 euros), o la cobertura al tomador del seguro en caso de accidente en cualquier moto como conductor u ocupante.

Como garantías opcionales, MotoFlexible puede asegurar la indemnización por hospitalización, la adecuación de la vivienda para favorecer la movilidad de caso de accidente, una segunda opinión médica, una indemnización por inmovilización de la moto por accidente o los comunes pinchazos y reventones.

El asegurado podrá contar además con el servicio de Atención Integral de Accidentados Corporales de Axa.