Parte del importe lo invertirá en otra inmobiliaria brasileña

Bañuelos vende su parte de PDG Realty por 240 millones

Enrique Bañuelos ha finalizado la venta del grueso de la participación que tenía en PDG Realty, una de las mayores inmobiliarias de Brasil, por más de 300 millones de dólares (unos 240 millones de euros), según informaron fuentes próximas al empresario.

Bañuelos, a través de su firma Veremonte, va a invertir en Brasil parte del importe obtenido de esta desinversión. De hecho, acaba de adquirir el 60% de la inmobiliaria brasileña Union Ville por más de 100 millones de dólares (unos 80 millones de euros).

Con el cierre de la venta de su participación en PDG Realty, el empresario finaliza su programa bianual de desinversión en acciones de compañías brasileñas cotizadas del sector inmobiliario. La transacción de las acciones de esta inmobiliaria se ha cerrado a un precio medio superior a los 10 reales por acción.

En cuanto al plan de inversión de Veremonte en Brasil, pasa por la adquisición de compañías de tecnologías de la información para potenciar la consolidación del plan industrial de la española Amper, de la que es primer accionista.

Asimismo, también prevé ejecutar inversiones en el sector de la minería. Bañuelos adquirió la pasada semana un 19,34% del capital de Gladiator Resources, firma australiana cuyo proyecto estrella es la explotación de minas de hierro de Uruguay por unos 400 millones de dólares (unos 320 millones de euros).

En cuanto a la nueva inversión del empresario en Brasil, la inmobiliaria Union Ville, cuenta con una cartera de más de cuarenta desarrollos inmobiliarios mixtos (vivienda, centros comerciales y logísticos) en áreas metropolitanas de Sao Paulo y ciudades adyacentes.

La firma, que prevé un volumen de negocio de unos 990 millones de euros, destinará la inversión que recibe del empresario español al desarrollo de sus proyectos. Entre el resto de accionistas de Union Ville figura la familia Pérez Pereira, fundadores de la distribuidora de petróleos y gasolinas Petrosul.

Bañuelos sale de PDG Realty tres años después de constituir esta compañía a partir de la integración entre esta empresa y Agre, la inmobiliaria que el empresario tenía entonces en Brasil. En virtud de la operación, se convirtió en primer socio de referencia del nuevo grupo fusionado.