También pide la prohibición de 29 terminales de HTC en ese mercado

Apple quiere impedir la venta del Samsung Galaxy S III en EE UU

Apple no da tregua. La compañía de la manzana pide que se prohíba la venta del nuevo Samsung Galaxy S III en EE UU y 29 smartphones de HTC. Asegura que ambas compañías infringen sus patentes.

Presentación del Samsung Galaxy SIII en Jakarta
Presentación del Samsung Galaxy SIII en Jakarta

Apple no da cuartel a sus rivales. La compañía de la manzana ha puesto una demanda contra Samsung para evitar que el nuevo y flamante Galaxy S III de la firma surcoreana, que ha alcanzado un gran éxito en Europa, se estrene en EE UU. Igualmente, ha solicitado a la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (ITC) que prohíba la venta de todos los smartphones de la taiwanesas HTC. En ambos casos, el fabricante del iPhone y del iPad sostiene que ha habido una violación de sus patentes.

En el caso de Samsung, Apple argumenta que el nuevo móvil de la firma surcoreana viola dos de sus patentes. Una de ellas hace referencia a los menús contextuales que se abren para dar a elegir varias opciones al usuario para que elija con qué aplicación abrir determinado enlace o archivo, según informa Europa Press.

A pesar de la demanda de Apple, y a la espera de la decisión de los tribunales (que podría llegar hoy mismo), Samsung ha asegurado que continúa con sus planes de lanzar su terminal insignia en el mercado de EE UU, algo que está programado para dentro de unos días. Operadoras como ATT&T, T-Mobile y Sprint ya se están preparando para comenzar a venderlo y hay fuentes que aseguran que nueve millones de personas ya han reservado uno de estos Samsung Galaxy S III.

Curiosamente, con este terminal la compañía coreana logró algo que parecía solo al alcance de Apple. Logró que en las horas previas a abrir las tiendas donde se vendía el terminal se formaran algunas colas.

Samsung ha asegurado a través de un comunicado, que la petición de Apple carece de fundamento y subraya que utilizará todas las armas que estén en su mano para oponerse a las exigencias de la compañía estadounidense.

La nueva demanda de Apple parece dejar claro que las conversaciones entre los máximos responsables de la compañía de la manzana y de Samsung para cerrar un acuerdo extrajudicial que ponga fin a las múltiples y cruzadas demandas 0entre ambas compañías no han tenido éxito esperado. Un acuerdo que trataría de evitar el enfrentamiento en los tribunales el próximo 30 de julio.

Con todo, Samsung no es la única que se enfrenta a las denuncias de Apple. El creador del iPhone también ha pedido a la Comisión de Comercio Internacional de EE UU que prohíba la venta de todos los smartphones de HTC, porque asegura infringen sus patentes. De nada ha valido que el fabricante taiwanés, que hoy ha caído en bolsa un 7% tras recortar sus previsiones de ingresos para el segundo trimestre un 13,3% por las bajas ventas en Europa, haya señalado que por lo menos sus terminales One X y Evo 4G LTE ya evitaban esa infracción, algo que había reconocido la propia ITC.

A la espera de qué deciden las autoridades estadounidenses, diferentes analistas anticipan que si Apple se sale con la suya, las consecuencias para HTC podrían ser muy graves. En este sentido, la publicación All Things Digital, perteneciente a The Wall Street Journal, explica que entre las razones dadas por los taiwanesas para recortar sus previsiones están los retrasos que está sufriendo la compañía a la hora de llevar sus dispositivos a EE UU.