Enmiendas a la reforma laboral en el Senado

El Gobierno no rectificará en el despido de empleados públicos

El Gobierno no tiene previsto modificar mañana en el Senado la reforma laboral para eliminar la posibilidad de aplicar despidos colectivos por causas económicas en el ámbito de las administraciones públicas, tal y como les viene demandando el sindicato CSI-F, el más representativo entre los funcionarios.

El plazo para presentar enmiendas a la reforma laboral en el Senado termina mañana; y el Gobierno parece que no tiene previsto modificar la ley en este trámite parlamentario para impedir la posibilidad de realizar despidos colectivos por causas económicas en el ámbito de las administraciones públicas (Estatal, autonómica y local).

Al menos así se desprende del resultado de la reunión mantenida esta misma mañana entre los responsables del sindicato de funcionarios más representativo CSI-F y los representantes del grupo parlamentario popular en la Cámara Alta, a los que los sindicalistas solicitaron este cambio legal.

Los dirigentes de esta central sindical han intentado, de momento sin éxito, arrancar un compromiso de los senadores del PP para introducir in extremis una enmienda a la reforma laboral que impidiera el despido de un colectivo formado por unos 700.000 empleados públicos, según datos de CSI-F. Estos trabajadores no son funcionarios de carrera pero sí obtuvieron su plaza "mediante un proceso selectivo, bajo los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad que marca la Constitución y que garantizan la calidad e independencia de los servicios públicos", explican fuentes de este sindicato.

Según el actual texto de la reforma laboral, la ley especifica ahora la posibilidad de realizar un ERE de extinción (despidos) -para el que ya no se exige tampoco autorización administrativa- en las administraciones públicas que atraviesen dificultades económicas.

Es más, al tiempo, la reforma prohíbe expresamente para los empleados públicos de estas administraciones llevar a cabo ERE de suspensión temporal de empleo o de reducción de jornada, que podrían ser alternativas al despido.

De confirmarse que el Gobierno no rectificará esta medida, el sindicato CSI-F celebrará el próximo día 21 de junio un Consejo Sindical en el que estudiarán la estrategia a seguir ante futuros despidos económicos en las administraciones públicas.