En una rueda de prensa

Rubalcaba: si se pide dinero europeo para la banca se exigirán contrapartidas

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha defendido este martes que España debe hacer frente a la reforma financiera con sus propios medios y ha advertido de que, si finalmente hay intervención de la UE, el dinero europeo "no es gratis", y exigirán contrapartidas, algunas "inaceptables".

Durante una rueda de prensa posterior a un encuentro con el líder de los socialistas navarros, Roberto Jiménez, dentro de la ronda de contactos con secretarios generales de su partido que está manteniendo estas semanas, Rubalcaba ha recordado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho hasta ahora que no era necesario recurrir a fondos europeos para el sistema bancario.

Si las cosas han cambiado, ha agregado, el Gobierno tiene que explicar qué ha cambiado y, sobre todo, dejar claro que "nadie ayuda a otro gratis en este mundo financiero" y que Europa exigirá contrapartidas a cambio de su dinero.

Y algunas de las contrapartidas que se están escuchando, según Rubalcaba, son "sencillamente inaceptables". "La reforma es mejor que la abordemos desde España", ha insistido.

Tras precisar que no tiene constancia de que España vaya a pedir un rescate bancario, ha aclarado que sus advertencias obedecen a que en las últimas horas está escuchando algunas declaraciones, por ejemplo del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que no descartan recurrir a fondos europeos.

Ante esa posibilidad, Rubalcaba ha querido "salir al paso por lo que pueda pasar" y establecer algunas cautelas, en el sentido de que el dinero europeo no es gratis y de que se si recurre a él, se exigirán a España contraprestaciones.

"No vale cualquier contrapartida", ha sentenciado, convencido de que los españoles tiene que saber que los fondos implicarán contrapartidas, algunas "sencillamente inaceptables", que requerirán una buena negociación por parte del Gobierno.

Rubalcaba ha declinado profundizar en cuáles podrían ser esas contrapartidas y ha recalcado que, por el momento, hay que mantener la prudencia y la cautela.

Con el fin de evitar tener que llegar a esa posibilidad, una de las cuestiones que el Ejecutivo debe esclarecer cuanto antes, a su entender, es la situación en Bankia, que "conviene que se haga deprisa" porque "bastante espectáculo se está dando ya ante el mundo".

Para ilustrar sus quejas, ha dicho que en pleno proceso de reforma financiera, con el que se pretende generar confianza, no puede ocurrir que se den cifras de las necesidades de recapitalización de Bankia que han variado de 4.500 a 23.000 millones.

"¿Qué confianza se puede ganar con ese baile de cifras tan monstruoso?", se ha preguntado el secretario general del PSOE, en cuya opinión es pertinente que se aclare cuanto antes, porque lo que pase en Bankia puede repercutir en el resto del sistema financiero.

También ha señalado que el PSOE no ha hablado con el Gobierno del sustituto de Miguel Ángel Fernández Ordóñez al frente del Banco de España.

Además, se ha felicitado de que Rajoy haya hablado hoy de eurobonos en el pleno del Senado y ha señalado en este punto que, aunque "no van a aparecer de la noche a la mañana", sí son un mecanismo más estable que la compra de deuda soberana por parte del Banco Central Europeo (BCE).

La actuación del BCE puede bajar el interés de la deuda de manera puntual, pero los eurobonos son más estables, y la dirección "debe ir por ahí", ha apostillado.

Al líder del PSOE también le han sonado "bien" algunas de las últimas manifestaciones de la canciller alemana, Ángela Merkel, por ejemplo la relativa a dotar de más fondos al Banco Europeo de Inversión o la creación de un plan de empleo para jóvenes en Europa.