_
_
_
_
El importe mínimo son 10.000 euros

La Caixa lanza pagarés que rentan hasta un 4,25%

En un momento marcado por la búsqueda de financiación por parte de la banca, algunos productos como los pagarés continúan viviendo su época dorada. La última entidad en subirse al carro ha sido La Caixa, que ha decidido vender pagarés hasta el 4,25% a plazos que oscilan entre los seis meses y los dos años.

La lluvia de pagarés continúa. A pesar de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya señaló que ve con malos ojos que la banca comercialice pagarés entre sus clientes como si fueran un producto de pasivo más, parece que las entidades financieras no se rinden y continúan utilizando esta arma para captar liquidez.

Popular, Santander, CatalunyaCaixa o Banesto son algunas de las entidades que comercializan pagarés en este momento. Sin embargo, la lista no acaba ahí. Tal y como informan desde HelpMyCash.com, La Caixa ha decidido subirse al carro y ha optado por vender pagarés que pueden rentar hasta el 4,25% TAE (Tasa Anual Equivalente) a plazos que oscilan entre los seis meses y los dos años. Según el portal de finanzas personales, el tipo de interés máximo y las condiciones ofrecidas pueden variar dependiendo de la oficina en la que se contraten y la inversión mínima es de 10.000 euros.

Esta suculenta rentabilidad contrasta con la del Depósito IN que comercializa esta misma entidad. Esta imposición a plazo fijo remunera un 2,80% TAE a un plazo de 11 meses. El importe mínimo son 3.000 euros y el máximo son 150.000 euros. En caso de cancelación anticipada se remunerará al 1% nominal anual por el tota de días en los que el capital ha permanecido invertido.

Sin embargo, a pesar de los altos tipos de interés que ofrecen los pagarés en este momento, no hay que olvidar que son un producto muy distinto a los depósitos. Lo primero que hay que tener en cuenta es que los pagarés no están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), es decir, que el único aval es la entidad que los emite. Teniendo en cuenta esto cobra más importancia que nunca conocer su salud financiera, ya que su solvencia es la única garantía.

Además, hay que analizar el plazo al que se contrata el pagaré. Es necesario estar muy seguro de que no se va a necesitar el dinero durante ese tiempo porque, si se necesitara antes de lo previsto, los pagarés se pondrían a la venta en el mercado secundario al precio de ese momento.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_