El Ibex cierra el peor mes desde noviembre de 2010

La banca pierde 11.000 millones de valor bursátil por la crisis de Bankia

El Ibex ha cerrado mayo con una pérdida del 13%, la mayor registrada en un mes desde noviembre de 2010. El castigo a la banca tras la nacionalización de BFA, la nueva reforma financiera, que obliga a más provisiones, y la crisis griega han avivado las ventas en la Bolsa. La capitalización de los bancos españoles ha caído en 11.000 millones desde el 7 de mayo.

La banca pierde 11.000 millones de valor bursátil por la crisis de Bankia
La banca pierde 11.000 millones de valor bursátil por la crisis de Bankia

Otro mayo negro para los mercados. El primero fue el de 2010, con el rescate a Grecia, el segundo en 2011, con la posibilidad de una reestructuración de la deuda helena, y el tercero, el de este año, ha tenido también como epicentro de la tormenta Grecia, aunque se ha unido un elemento más en contra: la crisis en Bankia.

El Ibex ha concluido el mes con una caída del 13,14%, la mayor que registra desde noviembre de 2010. Ha sido el peor resultado de los índices europeos y estadounidenses que deja el índice a punto de perder el nivel de los 6.000 puntos y que responde a la cota más baja desde 2003. La Bolsa española acumula un descenso del 30% en 2012, más del doble de lo que perdió el pasado año.

El mal comportamiento que siguen los bancos junto con el de Telefónica han presionado al índice. Mayo arrancó con la dimisión de Rodrigo Rato como presidente de Bankia y la nacionalización de su matriz, Banco Financiero y de Ahorros. Al tiempo, se produjo la victoria de François Hollande como presidente de Francia y el último episodio de crisis de Grecia, que ha llevado de nuevo a cuestionar su salida del euro. Los últimos comicios del país heleno no dieron una clara victoria a ningún partido político y la incapacidad de formar Gobierno mediante coaliciones o pactos han conducido a la convocatoria de un nuevo referéndum el 17 de junio.

Los bancos españoles han vivido un nuevo episodio de azote por parte de los mercados. La incertidumbre sobre el futuro de Bankia -que tiene unas necesidades de capital de hasta 23.500 millones- junto con la nacionalización de su matriz (Banco Financiero y de Ahorros) y la nueva reforma financiera, que obliga a las entidades a hacer provisiones por unos 28.000 millones, ha ahondado en la mala situación que acarrea el sector.

En total, los bancos españoles han perdido 11.000 millones de capitalización desde que el 7 de mayo Rodrigo Rato presentara su dimisión al frente de Bankia y adelantara a los mercados la crisis de la entidad. El valor de Bankia se ha reducido en casi 3.000 millones, cifra muy cercana a lo que se ha dejado Santander (2.273 millones). Aun así, la entidad que preside Emilio Botín sigue siendo la de mayor tamaño de todo el sector europeo.

Pero la crisis bancaria traspasa fronteras. Los bancos que cotizan en el Euro Stoxx, sin tener en cuenta los españoles, han perdido 10.400 millones en el mismo periodo, afectados más por la crisis griega o por su exposición a la deuda de otros países periféricos con problemas. BNP Paribas se ha llevado la peor parte al caer su valor en cerca de 4.000 millones, más que el de cualquier entidad española.

Los datos de capitalización del último mes muestran que el castigo es imparable en todas las Bolsas. Aun así, Julio Segura, presidente de la CNMV, descartó esta semana la vuelta a la prohibición de las ventas a corto para detener la sangría. Segura argumentó que la situación no es comparable a la de agosto pasado, cuando se tomó la decisión de forma concertada con Francia, Italia y Bélgica.

Los problemas del sistema financiero español, así como la crisis de Bankia, han provocado incluso la dimisión de Miguel Ángel Fernández Ordóñez como presidente del Banco de España. La decisión de que firmas independientes -Roland Berger y Oliver Wyman- realicen un test de estrés para comprobar la fortaleza de las provisiones del sector y de que otras tres auditoras valoren toda la cartera crediticia española y el saneamiento realizado han levantado ampollas.

La contratación en mayo cae a mínimos de 2004

La crisis sigue azotando los mercados, pero cada vez con menos dinero. En mayo, el volumen de contratación de la Bolsa se ha situado en unos 70.200 millones de euros, según datos provisionales de Bolsas y Mercados Españoles. Esta cifra supone un 15% menos sobre el mismo mes del ejercicio anterior, aunque mejora el volumen de abril de 2012, que se acercó a los 66.000 millones.

Con todo, mayo ha sido flojo tanto que desde 2004 no se había registrado un volumen tan bajo en dicho mes. Para los mercados supone en cierto modo buenas noticias, porque resta peso a la caída que ha tenido la Bolsa, del 13%. La interpretación que realizan algunos analistas a la caída de contratación es que el inversor final sigue sin entrar en el mercado ante la desconfianza que impera.

Por poner un par de ejemplos que recalcan la diferencia de volúmenes en años precedentes y el actual, se puede destacar la cifra de negocio de mayo de 2011, de 82.800 millones, cuando se barajaba la posibilidad de reestructuración de la deuda griega, y de mayo de 2010, cuando se hicieron operaciones por valor de 118.206 millones coincidiendo con el rescate al país heleno.

La merma de negocio viene siendo constante en la Bolsa española desde que comenzara la crisis. También lo está siendo en el resto de mercados europeos. Pero hay un factor más que está pesando desde hace un tiempo: la pérdida de cuota de mercado a favor de las plataformas alternativas. En BME la presencia de los mercados no oficiales aún sigue siendo baja, ya que suponen el 5,43% del negocio, pero hace apenas un año llegaba al 1%. En el Dax, BATS Chi-X se ha hecho con el 25% de la contratación.