El Ibex 35 y la prima de riesgo en 2012