Y con elevado interés

Catalunya Banc asegura que la subasta avanza a buen ritmo

Catalunya Banc dice que la fase de auditoría prevista en su proceso de venta avanza a buen ritmo y que los seis grupos financieros que participan en la subasta están mostrando interés en conocer sus cuentas de cara a presentar una oferta vinculante por la entidad catalana.

Fuentes de Catalunya Banc han señalado que el proceso de subasta sigue su curso con normalidad, a pesar de que el Gobierno ha dado dos semanas más de plazo a las entidades participantes -BBVA, Banco Sabadell, Kutxa, Santaner, Banco Popular y el fondo estadounidense JC Flowers- para que presenten sus ofertas definitivas.

La pasada semana, estas seis entidades, que son las que presentaron una oferta no vinculante por la nacionalizada Catalunya Banc, pasaron a la fase de auditoría del proceso de venta, lo que significa que tienen la posibilidad de analizar con detalle el estado y las cuentas del banco de Catalunya Caixa a partir de entrevistas con su equipo directivo, de la formulación de preguntas y del análisis 'in situ' de informes y expedientes.

Desde Catalunya Banc afirman que las seis entidades están participando muy activamente en este proceso, lo que constata su interés por hacerse con la entidad con sede en Barcelona.

"El ritmo de trabajo continúa al cien por cien", señalan las mismas fuentes, que destacan que incluso ayer, pese a ser festivo en la ciudad de Barcelona, los responsables de Catalunya Banc atendieron las visitas de analistas y los requerimientos de los potenciales compradores.

El Gobierno ha decidido prolongar dos semanas el plazo para efectuar ofertas vinculantes por Catalunya Banc, del 13 al 27 de junio, para dar tiempo a las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger para que lleven a cabo la valoración de los balances de la banca española, cuyas conclusiones se conocerán el 15 de junio.

Esta información también ayudará a las entidades interesadas en Catalunya Banc a definir las condiciones de la oferta vinculante que presenten por la entidad, que previsiblemente será adjudicada por el Banco de España al grupo que solicite menos ayudas públicas.