Salen Seoane y Ballesteros

Demetrio Carceller es nombrado vicepresidente de Ebro Foods

La junta de accionistas de la multinacional Ebro Foods ha ratificado este martes el nombramiento del consejero y presidente del grupo cervecero Damm, Demetrio Carceller, como vicepresidente de la compañía.

La junta ha aprobado asimismo como los nombramientos de los nuevos consejeros, Carlos Gascó Travesedo, por parte de (SEPI), y de José Antonio Segurado como independiente, mientras que dejan sus cargos José Barreiro Seoane y Francisco Ballesteros Pinto.

En la junta, el presidente de Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas, ha asegurado que en estos momentos no se dan las condiciones para aumentar la participación de la compañía del 9,7% en Deoleo, pero tampoco para la venta: "hoy por hoy ni debemos precipitarnos, ni poner los pies en polvorosa".

Hernández Callejas lo ha subrayado así en declaraciones a los medios tras la celebración de la Junta General de Accionistas de la empresa hoy en Madrid, donde ha afirmado que, "hoy por hoy, no se dan las circunstancias de seguir invirtiendo en Deoleo".

La situación financiera actual "es de tal calibre que no nos hace ninguna gracia asumir los 650 millones de euros de deuda que tiene de Deoleo, preferimos estar con 300 millones de deuda que con 950 millones; de forma que, mientras esto siga así, difícilmente vamos a ampliar nuestra participación allí", ha añadido.

Según Hernández Calleja, la situación en Deoleo está hoy "mucho mejor, más reconducida, y se están dando los pasos necesarios para empezar un plan de saneamiento de la sociedad", en lo relacionado con la deuda y sus estructuras empresariales.

El caso de Deoleo, a su juicio, es un tema que lleva su tiempo y habrá que ver en un par de años cómo ha evolucionado.

El presidente de Ebro y consejero de Deoleo ha resaltado que con toda la situación financiera actual que afecta a los principales accionistas de Deoleo "tendrá que haber unos movimientos previos" y que en virtud de cómo se produzcan "ya determinaremos cuál es nuestra posición".

Aunque ha explicado que, en su opinión, aún queda una labor interna que hacer para tener una visibilidad más clara del negocio, "en 2012 ni venderemos, ni compraremos en Deoleo".

Por otro lado, ha indicado que ya ha vencido el compromiso verbal de un año que existía con Bankia, por el que ninguno de los dos accionistas saldría del capital sin el otro.

Aunque ha detallado que no responde de lo que hagan las cajas de ahorro en la aceitera, en cuanto a Ebro Food "no es nuestro interés ampliar en Deoleo; creo que este proyecto necesita más tiempo para verle mejor la cara".

En relación a la participación que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) posee en Ebro Foods, ha remarcado que el proyecto de venta está paralizado y que lo que hasta el momento le han trasladado es que no hay intención de desinvertir durante este año.

En cuanto al plan estratégico de la compañía, ha destacado que aunque la operación de compra de la australiana Sunrice no tiene posibilidad de abordarse en los próximos años, no descarta tener en 2013 un pie más sólido en la zona de Asia, sobre todo gracias al acuerdo de joint-venture que el grupo tiene con la japonesa Marubeni Corporation, así como en Oriente Medio.