En abril los no residentes disponían de 213.428 millones

La venta de deuda por parte de los inversores extranjeros se modera

Si en marzo la venta de deuda por parte de los inversores creció espectacularmente, en abril la situación se ha moderado. Según los datos del Tesoro, en el cuarto mes del año 213.428 millones estaban en manos de inversores no residentes. La caída respecto a marzo es tan solo del 2%, es decir, han vendido algo más 6.000 millones.

Después de la fuerte caída experimentada en los últimos meses, a lo largo del mes de abril la huida de los inversores extranjeros se ha moderado y, según los datos divulgados por el Tesoro, en el cuarto mes del año los no residentes tenían en sus manos 213.428 millones, es decir, el 37,3% de la deuda en circulación.

Los inversores extranjeros vendieron en abril 6.000 millones, frente a los 25.000 del marzo. Esta cifra resulta mucho más elevada si se toman como referencia los datos de noviembre. En el periodo que va noviembre de 2011 a marzo de 2012 los no residentes se desprendieron de 84.700 millones

El recrudecimiento de la crisis de deuda ha llevado a la prima de riesgo a tocar los 500 puntos básicos. En medio de este contexto de gran incertidumbre muchos inversores han decido deshacer sus posiciones y buscar valores más seguros. Desde noviembre de 2011, momento en que el BCE anunció la puesta en marcha de medidas extraordinarias para calmar a los mercados, el descenso alcanza el 28%.

En el lado opuesto se encuentran las entidades financieras. La banca, aprovechando los préstamos a tres años otorgados por la autoridad monetaria, ha acudido al mercado y a día de hoy es propietaria del 29,24%, es decir, conserva 167.250 millones. En menos seis meses la cuantía ha subido un 70%.

El dinero solicitado al BCE ha sido empleado por las entidades financieras para la compra de deuda pública. Con esta iniciativa la banca, además de salir al rescate de la deuda, intenta sacar el mayor provecho posible a las elevadas rentabilidades que existen en el mercado de renta fija, es decir, hace uso de la fórmula del carry trade.

No obstante, aunque la noticia aporta algo de luz al panorama que se vive en la actualidad, los datos se conocen en un momento en que el mercado de deuda atraviesa una dura sequía. La media diaria de negociación alcanzó en el mes de abril los 56.600 millones, de acuerdo a los datos divulgados por el Tesoro Público. Este nuevo dato refleja una nueva caída y se sitúa en niveles del año 2000.