Lo pactó a cambio de un millón de acciones

Cook renuncia a 75 millones de dólares en dividendo de Apple

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, ha renunciado al cobro de dividendos por valor de cerca de 75 millones de dólares (unos 60 millones de euros), en virtud de un acuerdo con la empresa cuando accedió a su cargo.

Según un comunicado a la autoridad reguladora, Cook pidió no participar en el cobro de dividendos cuando asumió su puesto el año pasado, aunque se garantiza a cambio un millón de acciones a mantener durante la próxima década, sumadas a 125.000 que ya poseía.

Cook, que ya se hizo cargo de la compañía mientras su cofundador Steve Jobs estuvo de baja por enfermedad, y que asumió el cargo de consejero delegado el año pasado, fue premiado con un millón de acciones restringidas que deberá mantener durante diez años.

Los títulos, valorados en 565 millones de dólares según la cotización de hoy, se sitúan entre las mayores compensaciones jamás otorgadas a un ejecutivo. Apple ya anunció en marzo que Cook renunciaría a los dividendos que le correspondiesen.