Planea usar 4.600 millones de excedentes de las mutuas de accidentes

Empleo prepara una bolsa de liquidez para cubrir el mayor gasto en desempleo y pensiones

El Consejo de Ministros habilitó hoy una "licencia" para que el Fondo de Prevención y Rehabilitación, que reune 4.646 millones de excedentes de las Mutuas de Accidentes de Trabajo, pueda convertirse en liquidez para costear los desvíos del gasto en prestaciones por desempleo y el pago de pensiones.

El Consejo de Ministros habilitó hoy una "licencia" para que el Fondo de Prevención y Rehabilitación, que reúne 4.600 millones de excedentes de las Mutuas de Accidentes de Trabajo, pueda convertirse en liquidez para costear los desvíos del gasto en prestaciones por desempleo y el pago de pensiones.

En momentos de crisis extrema como la actual, el Gobierno mira a fondo todos los cajones de las cuentas públicas para conseguir dinero extra. Y lo ha encontrado en el Fondo de Prevención y Rehabilitación de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Este fondo cuenta con unos 4.646 millones de euros, de excedentes de estas entidades colaboradoras de la Seguridad Social; de los cuales unos 2.800 están invertidos desde 2010 en deuda pública. Ahora, según los planes del Ministerio de Empleo, todo este dinero podrá usarse cuando sea necesario como una bolsa de liquidez para abonar el mayor coste de las prestaciones por desempleo y los picos de gasto del pago de pensiones (la extra de junio y la actualización del IPC a fin de año). Los expertos calculan que el desvío del gasto en protección por desempleo podría ser similar al de 2011 (unos 5.000 millones), por lo que gran parte podría emplearse en ello.

Para convertir en liquidez este fondo "superexcedentario" -en palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría-, el Consejo de Ministros de hoy ha autorizado una "licencia" destinada a que, cuándo sea necesaria su utilización, pueda reformarse la Ley General de Seguridad Social; que es un paso legal exigido para ello.

Así lo que ha hecho hoy el Consejo de Ministros es dar su visto bueno a una futura y eventual orden de desinversión que permita a la Tesorería General de la Seguridad Social la enajenación de activos en deuda pública. El siguiente paso será que los técnicos del Ministerio de Empleo estudien la forma de hacer esta operación, ya que dado su volumen, deberá hacerse sólo cuando sea necesaria la liquidez y de forma progresiva, para no desestabilizar el mercado de deuda.

La decisión de los responsables de Empleo de habilitar este fondo para su uso se debe, además de la necesidad de liquidez para pagar los desvíos al alza del pago de prestaciones por desempleo y pensiones, a su infrautilización actual para el fin para el que estaba pensado. Así, en 2011 sólo se destinaron poco más de 70 millones a la Fundación de Prevención de Riesgos Laborales que lo gestiona y en la que están presentes la Administración, la patronal y los sindicatos. Esta dotación se mantendrá este año.