Advierte de la debilidad del mercado móvil en España

S&P rebaja el rating de la deuda a largo plazo de Telefónica

S&P acaba de anunciar que ha rebajado la calificación de la deuda a largo plazo de Telefónica desde BBB+ a BBB. La agencia ha mostrado su preocupación por la debilidad del mercado doméstico.

Las agencias de rating vuelven a presionar a Telefónica. Standard & Poor's ha rebajado el rating de la deuda a largo plazo de la compañía desde BBB+ a BBB. Además, ha mantenido en A2 la calificación de la deuda a corti plazo, situando la perspectiva en negativa. En este sentido, ha explicado que la perspectiva negativa refleja la posibilidad de una rebaja del rating entre 2012 y 2013 "si tuviésemos que revisar a la baja las perspectivas o si la liquidez de la empresa se debilitase". La rebaja se ha extendido a Telefónica Czach Republic, Telefónica Móviles Chile y Telefónica Móviles.

La firma ha señalado que su decisión se produce poco después de que la operadora presentase los resultados del primer trimestre y de "nuestra revisión de las expectativas para la compañía".

S&P indica que todavía ve un perfil de riesgo del negocio "fuerte", gracias notablemente a la amplia diversificación geográfica de la operadora, si bien señala que el entorno económico y la competencia están afectanto a sus ingresos y su rentabilidad.

"Estamos particularmente preocupados por la caída de los ingresos de la compañía en el mercado doméstico, con una bajada del 16% de los ingresos de los servicios móviles antes del impacto de las medidas regulatorias", explicó la agencia. S&P apunta también a factores como el alto desempleo en España, la contracción del consumo y la dura competencia que se vive en el negocio de la telefonía móvil.

S&P señala que ve riesgos dadas las medidas fiscales y el incremento de los tipos de interés en el actual contexto de crisis de la deuda soberana. Estos analistas creen que la liquidez de Telefónica es la adecuada tras los recientes movimientos de refinanciación de la deuda, si bien advierte que las grandes amortizaciones de deuda, combinada con "nuestras previsiones de una modesta generación de caja tras el pago de dividendos es una amenaza para la calidad del crédito de la operadora en el actual escenario bancario y de los mercados de capitales".

Estos analistas indican que esperan ahora una caída de los ingresos de Telefónica en el mercado doméstico a un ritmo de un dígito alto en 2012 y 2013, frente a un pronóstico anterior de un dígito medio.

Standard & Poor's cree que Latinoamérica amortiguará el retroceso de la compañía en España y prevé crecimientos de la compañía de un dígito medio de los ingresos en la región para este año. "Al mismo, si embargo, nuestras previsiones en otros mercados europeos se han deteriorado, particularmente a la luz de la fuerte bajada de los ingresos y el ebitda de la compañía en Reino Unido durante el primer trimestre", señala la agencia.

La agencia prevñe que el ebitda orgánico del grupo caiga a un ritmo de un dígito medio este año, si bien la bajada podría ser mayor en 2013. S&P prevé que la reestructuración de la plantilla en España así como el cambio en la política de subsidios a los terminales "deberían ayudar a sostener los márgenes domésticos sobre el 40%.

Standard & Poor's ya rebajó el rating de de Telefónica hasta BBB+ en agosto de 2011, advirtiendo también de las dificultades de la operadora en el mercado español, además de su política de dividendos agresiva. La agencia advirtió también de los riesgos regulatorios en algunos mercados de Latinoamérica.

En diciembre, la agencia revisó a la baja la perspectiva sobre Telefónica por la "feroz competencia" y las intensas presiones de precios en el mercado de las telecomunicaciones, así como a la "difícil" situación en España.