En el mercado paralelo

El dólar ya vale más que el euro...en Argentina

En el país sudamericano el dólar en el mercado negro ha trepado un 6,4% por encima del euro, la moneda fuerte a nivel mundial. El fenómeno se ha generado a raíz de las restricciones impuestas por el Gobierno para realizar operaciones en dólares.

El dólar paralelo trepó a 6,15 pesos argentinos, el 23 de mayo de 2012
El dólar paralelo trepó a 6,15 pesos argentinos, el 23 de mayo de 2012

La cotización del dólar más alta que el euro es posible, pero sólo en Argentina. El corralito verde que ha impuesto el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha volcado a los inversores al mercado paralelo donde el precio se disparó ayer a un máximo de 6,15 pesos, un 6,4% más que el euro. La situación de la moneda norteamericana en Argentina está en contraposición de lo que ocurre en el resto de los mercados mundiales donde la moneda de la zona euro es más fuerte.

Para realizar operaciones con moneda extranjera, en Argentina parece que no hay alternativa a concurrir al "blue", como se conoce al mercado paralelo del dólar. En él hay una brecha de un 37% entre el valor del dólar en ámbitos oficiales -que ayer se situó en 4,48 pesos- y el informal valuado en 6,15 pesos. Esa diferencia dos meses atrás, antes de las restricciones, era del 15%. Desde el Gobierno minimizan el impacto del mercado paralelo y aseguran que sólo mueve el 2,5% de las divisas del país.

El fenómeno es consecuencia de las estrictas restricciones que ha impuesto el Ejecutivo en las últimas semanas y que algunos llaman el nuevo corralito verde. El Gobierno ha intervenido en las operaciones con dólares. La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) tiene la última palabra para autorizar la compra de la moneda norteamericana en función de los ingresos y cada vez son más los rechazos de operaciones. Días atrás se estimó que el 90% de las solicitudes de compra fueron denegadas, sin embargo ante el avance del mercado paralelo, ayer el Gobierno habría flexibilizado más las operaciones, según destaca la prensa argentina.

Las casas de cambio formales se han quejado de las restricciones oficiales que hacen casi nula su actividad. Por el contrario, proliferan en las grandes ciudades los denominados arbolitos, que venden dólares en la calle de manera informal a un precio superior.

Los controles del Gobierno para evitar la fuga de divisas, además de los métodos convencionales de restricción, ha llevado a la Afip a entrenar perros que ya no detectan drogas en la frontera sino dólares. Además se han bloqueado las operaciones desde cajeros automáticos del exterior.