Ninguno de lo mandatarios ha querido mostrar su postura sobre el papel del BCE

Rajoy insiste en que no tiene intención de acudir a ningún fondo para el rescate de la banca

En la rueda de prensa que ha seguido a la reunión mantenida entre Mariano Rajoy y François Hollande, el presidente del Gobierno español ha reiterado que el Ejecutivo no tiene intención alguna de recurrir al fondo de rescate para ayudar a la banca española.

Rajoy a su llegada al Elíseo.
Rajoy a su llegada al Elíseo.

Esta mañana se ha celebrado la primera reunión bilateral entre España y Francia. En la rueda de prensa celebrada por ambos dirigentes en palacio del Eliseo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ha señalado que la prioridad en estos momentos es atender a las necesidades de financiación, liquidez y sostenibilidad de la deuda. Sin embargo, ninguno ha querido señalar si presentarán o no una petición de intervención del BCE en la cumbre que se celebrará esta noche en Bruselas.

Ante la pregunta de los periodistas sobre si el Ejecutivo español tiene intención de acudir al fondo de rescate para ayudar a la banca, el presidente del Gobierno ha reiterado que no tiene "ni intención ni interés" en pedir dinero al fondo para sanear el sistema financiero. Rajoy no ha querido dejar pasar la ocasión para señalar el ejercicio de transparencia realizado en las últimas semanas que tiene por objeto despejar cualquier duda que pudiera existir.

Las posiciones defendidas por España, además del control de la deuda en un momento de gran incertidumbre en que los diferenciales se encuentran disparados, se basan en el cumplimiento de los objetivos de déficit, la puesta en marcha de políticas que estimulen el crecimiento, dotando así de mayor flexibilidad y competitividad a las economías. Asimismo, Rajoy aboga por la conjunción de las medidas nacionales con otras reformas europeas que permitan trabajar en una mayor integración económica y fiscal.

Europa está atravesando una época de gran convulsión y es necesario un esfuerzo común para reforzar al euro, según la opinión defendida por los representantes políticos.