El juez indica que "la regularización se puede considerar que es correcta"

La Audiencia archiva la causa contra los Botín por presunto fraude fiscal

La Audiencia Nacional ha archivado la causa abierta contra el presidente de Banco Santander, Emilio Botín, y varios de sus familiares, por un presunto fraude fiscal, a la luz de la regularización que practicaron ante la Agencia Tributaria, según informaron ayer fuentes judiciales.

En un auto, que puede ser recurrido, el juez indica que "la regularización practicada por los denunciados se puede considerar que es correcta y anterior a que se hubiera incoado, por parte de los órganos de la Agencia Tributaria, un procedimiento de inspección o de verificación".

Los portavoces de la familia Botín señalaron ayer que el sobreseimiento confirma "que la familia había realizado una regularización voluntaria y completa y que estaba y está al corriente de todas sus obligaciones fiscales".

Los hechos se remontan a mayo de 2010, cuando las autoridades fiscales francesas informaron a la Agencia Tributaria sobre una serie de personas con fondos en cuentas del banco suizo HSBC Private Bank Suisse. Entre estas personas estaban 12 miembros de la familia Botín, Emilio Botín y sus cinco hijos -entre ellos Ana Patricia-, su hermano Jaime y sus otros cinco descendientes. Se les acusaba de no haber presentado las autoliquidaciones del IRPF y patrimonio entre 2005 y 2009.

Regularización

Los miembros de la familia Botín regularizaron su situación fiscal, a petición de la Agencia Tributaria, presentando declaraciones complementarias con las rentas de las que eran titulares de trust, fundaciones y otras figuras fiduciarias. Pagaron unos 200 millones.