Griñán reclama que el objetivo de déficit se establezca conforme al peso poblacional y no al PIB