Podría presentarse en octubre

El iPhone 5 podría incluir una pantalla OLED flexible de cuatro pulgadas

A punto de llegar al ecuador de 2012, lejos quedan ya los augurios que hablaban de principios de este año como fecha de presentación del iPhone 5. Con la gran incógnita de saber si será capaz de soportar la presión del recién presentado Samsung Galaxy SIII, a Apple le quedan pocas opciones para rizar el rizo. ¿Pantalla más grande, cambio en el diseño de la nanoSIM, desaparición del botón de inicio? En octubre podríamos salir de dudas

iPhone 5
iPhone 5

Parece que los rumores sobre las características que tendrá el smartphone de los de Cupertino se centran en los últimos días en la pantalla del dispositivo. El tamaño que tendrá el display es una de las cuestiones más planteadas y los expertos apuestan por cuatro pulgadas. Sin embargo, unas palabras del vicepresidente de Samsung llevan a pensar que el iPhone 5 podría incorporar una pantalla OLED flexible de la coreana que sería mucho más resistente que la actual pantalla Retina y que tan frágil ha resultado.

Lo que dijo este alto cargo de la firma es que su compañía iba a iniciar la producción masiva de este tipo de pantallas a partir del segundo semestre del año porque sus clientes así lo han demandado, y como quiera que Samsung es uno de los principales suministradores de componentes de Apple, algunos ha querido leer entre líneas el anuncio de que los norteamericanos van a incorporar este detalle. Pero, como era de esperar, Silicon Valley no se ha pronunciado al respecto.

Lo cierto es que las pantallas de los iPhone 4 y iPhone 4S han resultado ser extremadamente frágiles y las OLED de Samsung son muy resistentes.

Características

A grandes rasgos, lo que se espera del nuevo smartphone de Apple es una mejorada resolución de la pantalla (que probablemente aumentaría su tamaño), mayor potencia de los procesadores, cámaras con mayor resolución que pudieran grabar vídeo en HD, optimización de la energía, mejores aplicaciones, etc.

Pero ya se sabe que Apple fue la que inventó este tipo de campañas tan efectivas donde no se sabe un dato a ciencia cierta y donde la imaginación hace el resto. Los norteamericanos no sueltan prenda nunca sobre sus nuevos productos y los rumores seguirán alimentando, más que probablemente, las noticias sobre este iPhone 5 que se presentará, seguramente, en el mes de octubre de este año.

Además, algunas webs especializadas apuntan que Apple aún no se ha decidido sobre cuestiones como el material del que estaría fabricado el cuerpo del equipo. Y sobre el controvertido tema de la posible eliminación del botón de inicio físico, parece que seguirá en su sitio y no desaparecerá. No en vano, es una de las señas de identidad de los iPhone.

Apple, en un movimiento inusual, ha cedido a las presiones de la industria y da marcha atrás en su propuesta de nanoSIM en favor de un diseño similar al que proponen Nokia y RIM, lo que implica tanto dudas sobre el diseño del iPhone 5 como sobre su fecha de lanzamiento.

Tamaño de la tarjeta SIM

Una de las cuestiones que marcan el diseño final del iPhone 5 es de la nanoSIM. Apple llevaba tiempo queriendo desvincularse del estándar en el mercado y quería crear su propia tarjeta SIM. Sin embargo, parece que ha cedido a las presiones y se ha sumado al diseño de las tarjetas de Nokia y RIM. Ahora su diseño tiene unas dimensiones exactamente iguales a las del resto, perdiendo así la ventaja competitiva que tenía su sistema, un 60% más pequeño que las actuales tarjetas SIM, acercándose al tamaño de una microSD.

El mundo espera ansioso la versión mejorada del revolucionario iPhone. De hecho, se ha advertido una desaceleración en las ventas del iPhone 4S. Sin embargo, el riesgo que corre Apple retrasando tanto la presentación del smartphone es grande, teniendo en cuenta que su máximo rival en el mercado, el Samsung Galaxy SIII, ya llevará unos meses a la venta cuando el iPhone 5 pise, por fin, la calle.

Más información en MovilZona.