Cree que las necesidades de capital no cuestionarán la solvencia del país

La OCDE afirma que España debe recapitalizar las entidades viables y cerrar las otras

España debe reconocer rápidamente las pérdidas de su sistema bancario, recapitalizar las entidades que sean viables y cerrar las que no, según la OCDE, que estima que los montos que faltan por aflorar no deberían cuestionar la solvencia del Estado.

"No debe haber motivos para que las pérdidas (todavía) por reconocer pongan en cuestión la solvencia" del Estado, señaló Andrés Fuentes, el economista de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) encargado del capítulo sobre España en el informe de Perspectivas divulgado hoy.

Fuentes, en declaraciones a periodistas españoles, puso el acento en que "lo importante es reconocer las pérdidas rápidamente", "recapitalizar los bancos que son viables y cerrar los que no lo sean, y esto con rapidez".

Dijo no tener respuesta a la polémica sobre si hará falta una ayuda europea para el salvamento del sistema financiero español, pero en cualquier caso constató que "se ha progresado mucho en el reconocimiento de pérdidas".

Fuentes estimó que pese a la reciente reforma laboral "hace falta avanzar más en reducir la dualidad" entre los que tienen contrato fijo y temporal, mediante un mayor abaratamiento del despido de los primeros pero también evitando tanta precariedad a los segundos.

En ese mismo terreno aludió a que se debería dar "prioridad" a la formación porque en España "faltan los niveles intermedios" en la escala profesional.

Para eso sería útil que adquieran una formación profesional los que carecen y "sobre todo que el acceso a la formación profesional por los jóvenes mejore".

El economista de la OCDE se pronunció en favor de "unificar las responsabilidades" de los servicios de empleo, ahora disgregadas entre el Estado y las comunidades autónomas

En cuanto al cumplimiento de los objetivos de reducción del déficit público, puso el acento en que "lo más importante es un programa a medio plazo" que contenga "medidas de estabilización permanente", más que fijarse en alcanzar una cifra concreta para un ejercicio.

Reconoció que las medidas de ajuste presentadas hasta ahora no serían suficientes para alcanzar la meta de disminuir ese déficit desde el 8,9 % del Producto Interior Bruto (PIB) reconocido al 3% en 2013.

Fuentes señaló que entre otras "se podrían contemplar medidas" fiscales ya que "en España hay cosas por hacer", en referencia a incrementar los impuestos medioambientales y también ampliar la base de productos y servicios a los que se aplica el tipo de IVA normal.

En el capítulo dedicado a España de su informe semestral de Perspectivas, la OCDE revisó drásticamente a la baja sus previsiones económicas sobre España y cree que su economía estará en recesión tanto este año, con una caída del 1,6%, como en 2013, con un nuevo descenso del 0,8%.

Pide un cortafuegos contra la especulación en la eurozona

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, se pronunció por la creación de un "cortafuegos" con un tamaño suficiente para disuadir los ataques especulativos que se están sucediendo contra los países más débiles de la zona del euro y por preparar las condiciones para los eurobonos.

"Los peligros para el sistema son tan grandes" que hay que poner todos los medios "para que los mercados entiendan que se hará todo lo necesario para preservar la estabilidad" en la zona del euro, subrayó Gurría.

Insistió en que "Europa tiene la capacidad, tiene la riqueza" para hacerlo, aunque a continuación admitió la dificultad para ponerlo en marcha porque "Europa se está siempre construyendo".

El secretario general no quiso entrar en la cuestión de si Grecia debe abandonar la moneda única, una eventualidad que "no podemos asumir", y puso el acento en que para reactivar la economía de los países del sur de Europa actualmente en recesión el ajuste fiscal "no es la única vía", y que "es hora de hacer reformas estructurales" que "ofrecen múltiples dividendos" a medio plazo.