Una para el negocio internacional y otra para el doméstico

La crisis obliga a Qantas a dividirse en dos sociedades

Qantas Airlines, la principal aerolínea australiana, ha anunciado que dividirá su negocio en dos unidades; Qantas International y Qantas Domestic, como parte de su programa de eficiencia y competitividad a cinco años lanzado en 2011.

La compañía australiana ha explicado en un comunicado que la división tendrá "efectos inmediatos" a partir del 1 de julio y que vendrá acompañada de importantes cambios en la dirección del negocio, ya que desde esta fecha, cada unidad contará con un consejero delegado independiente, "con funciones operacionales y comerciales propias".

Así, tras un proceso de transición que durará poco más de dos meses, Qantas International y Qantas Domestic funcionarán como unidades independientes e incluso sus resultados financieros se presentarán de manera separada.

El proceso de cambio será gestionado y supervisado por Alan Joyce, quien con la continuidad en la presidencia de la aerolínea dará estabilidad al nuevo modelo de Qantas.

"En los últimos 18 meses hemos trabajado para conseguir que Qantas sea más competitiva. Contamos con las dos aerolíneas más rentables en el mercado australiano", ha señalado Joyce en referencia a las operaciones domésticas de Qantas y de su filial 'low cost' Jetstar.

No obstante, Joyce ha reconocido la necesidad de devolver a Qantas International a una "posición sostenible". "Cada negocio afronta situaciones diferentes. Mientras que la unidad doméstica es fuerte, Qantas International genera pérdidas y no devuelve el beneficio de la inversión", ha explicado.

Por ello, Joyce ha reiterado la necesidad de implementar la estrategia a cinco años iniciada el pasado año y enfocada a "profunidizar en las alianzas, realizar inversiones inteligentes y gestionar con disciplina".

Al frente de Qantas International se encontrará Simon Hickey, actual consejero delegado del programa de pasajero frecuente de la aerolínea, mientras que Lyell Strambi, que ahora trabaja en la sección de Operaciones del grupo, pasará a liderar Qantas Domestic. En cuanto a la 'low cost' Jetstar, Jayne Hrdlicka será su nueva consejera delegada.

A principios de este año, Joyce avanzó que 500 puestos de trabajo se veían "en peligro" tras anunciar una caída del 82,5% en sus beneficios atribuidos durante su primer semestre fiscal de 2011 -de julio a diciembre-, hasta los 42 millones de dólares australianos (34,4 millones de euros), y como parte de su plan de reestructuración para adaptarse a la crisis.