Remuneración al accionista

Fitch cree que las empresas fracasarán en su intento de dar el dividendo en acciones

La agencia de calificación Fitch Ratings ha alertado hoy de que las empresas españolas pueden fracasar en su intento por remunerar al inversor con acciones en lugar de con dividendo (scrip dividend), ante el descalabro bursátil y las presiones regulatorias.

La Bolsa española cae más de un 20% en lo que va de año, la presión sobre la prima de riesgo no cesa y las sombrías perspectivas sobre el crecimiento económico hacen barruntar nuevos descalabros en los mercados. En estas circunstancias, ¿a quién le interesa recibir el dividendo en acciones, en lugar de en efectivo? Eso mismo se ha debido preguntar la agencia Fitch Ratings, que ha publicado un comunicado en el que asegura que la práctica conocida como scrip dividend, está en peligro en España.

"Las presiones [regulatorias que exigen más liquidez a los bancos] podrían hacer que los bancos y los inversores privados sean menos proclives a aceptar acciones en lugar de liquidez", afirma Fitch Ratings. "En términos generales, los inversores se resistirán a recibir más acciones, debido al entorno macroeconómico actual y al rechazo general a convertir un dinero bueno en malo, toda vez que los mercados de renta variable han caído un 23% desde enero de 2012".

El scrip dividend es una fórmula de las empresas para mantener con los accionistas el compromiso de remuneración sin consumir capital. La última gran compañía en sumarse a la moda es Telefónica, cuyos derechos empezarán a cotizar mañana. Otras grandes empresas que recurren de forma habitual al dividendo en especie son Santander, Iberdrola y Gas Natural. Tras la expropiación de YPF, el mercado está convencido de que Repsol también recurrirá al dividendo en acciones.

"Si las compañías son obligadas a pagar en efectivo más dividendos de lo previsto, entonces posiblemente tendrán que tomar algún tipo de acción, como rebajar el dividendo o la inversión, para mantener su perfil de crédito", avisa Fitch Rating.