Planes de saneamiento

Hacienda espera que todas las CC AA estén "a la altura" en el Consejo de Política Fiscal

La secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, ha confiado en que todas las comunidades estén "a la altura" en materia de consolidación fiscal, tal y como se constatará en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebrará este jueves.

La secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, ha recordado que algunas de las comunidades, como Cataluña y la Comunitat Valenciana, ya han anunciado las medidas que plantearán para cumplir el objetivo fijado.

Tras inaugurar una jornada sobre la Ley de Presupuestos organizada por PwC y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), Currás no ha querido precisar si el CPFF rechazará algunos de los planes de saneamiento y si el Gobierno, tras ese rechazo, decidirá intervenir alguna comunidad, tal y como contempla la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Simplemente se ha limitado a recordar que la decisión de rechazar o no un plan corresponde al pleno del CPFF en el que el Gobierno tiene una representación "significativa" que ejerce siempre porque ha demostrado ser un coordinador "de última instancia" que orienta las decisiones "correctas".

Además, ha recordado que se celebrará una segunda reunión del CPFF "en poco tiempo" para aprobar los objetivos de estabilidad del año 2013 y ha asegurado que ese encuentro será una "buena oportunidad" para aprobar los planes regionales que no salgan adelante en la reunión de mañana. Durante la inauguración de la jornada, Currás ha asegurado que este jueves será un día "capital" y se ha vuelto a mostrar "absolutamente convencida" de que las comunidades sabrán estar "a la altura de las circunstancias" que España tiene que afrontar como país.

'Carta a los Reyes Magos'

Ha explicado que todas las regiones han tenido que presentar planes de saneamiento porque muchas de ellas hicieron sus Presupuestos con la "carta de los reyes magos" que les dio en su momento la entonces vicepresidenta económica Elena Salgado.

En este sentido, ha explicado que Salgado planteó a las comunidades más recursos al ofrecer unas previsiones "muy diferentes" a las actuales, que apuntan a una contracción económica del 1,3 por ciento. "Cuanto más irreal y electoralista fuera ese Presupuesto (autonómico) más recorte habrá que hacer ahora", ha subrayado. Además, ha aprovechado para criticar la guerra "fraticida" que se creó entre Estado y comunidades para buscar culpables con la esperanza de que un "juez imparcial" resolviese los problemas. "Ha sido todo lo contrario y hemos llevado a una sospecha capital en el mundo", ha aseverado. Por otro lado, Currás ha repasado los Presupuestos del Estado y ha asegurado que las cuentas son "el principio del camino" para revertir la situación económica. "Pero no se consigue dar la vuelta al país en cinco minutos", ha advertido, tras asegurar que el contexto económico exige una política económica "contundente" que se base en dos ejes: la consolidación fiscal y las reformas estructurales.

Críticas al gobierno anterior

Según la secretaria de Estado, la decisión de prorrogar el Presupuesto en 2012 y no elaborar una nuevo fue "desacertadísima", frente a la actitud del Gobierno de Mariano Rajoy, que buscó el diagnóstico y la solución a los problemas desde el primer momento con la puesta en marcha de medidas al poco de llegar al poder. En este sentido, Currás ha repasado algunas de las medidas del Ejecutivo y se ha referido, sobre todo, a la Ley de Estabilidad al lamentar que se haya aprobado en momentos de crisis porque la sostenibilidad financiera debe ser un "código deontológico" para todas las administraciones. RECUPERAR LA CONFIANZA, LO PRIMERO Esta ley, que va más allá de los objetivos que fija el pacto fiscal de la UE, supone un avance en la mejora de la gobernanza fiscal. En este sentido, Currás ha explicado que un punto de mejora de la gobernanza fiscal mejora un 22 por ciento la prima de riesgo aproximadamente. A su parecer, lo primero que tiene que hacer España es demostrar que va a cumplir porque es "importante" que el "capitán del barco" lance un mensaje de confianza. "Después vendrá el crecimiento y el empleo", ha aventurado, tras asegurar que el objetivo principal del Gobierno es luchar contra la deuda y la recesión como "auténticos demonios". "No siempre acertaremos y cuando lo hagamos muchas veces no lo explicaremos correctamente", ha admitido.