Plazo de dos meses

El BCE participará en la valoración de los activos bancarios españoles

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado que el Banco Central Europeo, a solicitud del Gobierno, ayudará en la valoración independiente de la cartera crediticia de la banca española.

"El Gobierno decidió nombrar dos evaluadores independientes para analizar la cartera de los bancos españoles y nos pidieron (en el Eurogrupo) acelerar lo máximo los trabajos. Por supuesto el Gobierno español está absolutamente abierto a ello", e incluso ha pedido que el BCE "se involucre" en la valoración, según explicó el ministro de Economía, Luis De Guindos, hoy a su llegada a la reunión de ministros de Economía de la UE.

Una vez concluida esta, Guindos ha confirmado que el organismo monetario europeo colaborará en dicha evaluación, cuyos resultados se esperan en el plazo de dos meses.

"Estas cuestiones evidentemente llevan su tiempo; la cartera de préstamos de la banca española es grande, próxima al 300% del PIB español, es una cartera que supera los tres billones de euros. Es un trabajo que lleva tiempo, pero intentaremos que se haga en algo menos de dos meses", aseguró el ministro.

Guindos ha explicado que la evaluación independiente "es un ejercicio para disipar las dudas sobre los balances de entidades financieras". De hecho, sostiene que el Gobierno está "convencido de que la percepción de la realidad es peor que esta". En ese sentido, ha asegurado que la evolución reciente de la prima de riesgo "es inaceptable", y la ligó a la inestabilidad política reinante en Grecia. En cuanto a la posibilidad de corralito en España sugerida por el premio Nobel Paul Krugman, Guindos la ha calificado de "sinsentido".

El ministro ha avanzado que los países del euro han alcanzado un principio de acuerdo sobre los nuevos requisitos de capital para la banca, con el objetivo de blindar las entidades ente futuras crisis.

Petición del Eurogrupo

El Eurogrupo pidió anoche a De Guindos que acelere la valoración independiente externa de la cartera crediticia de la banca y que ponga en marcha un mecanismo de ayuda creíble por si fuera necesario utilizarlo. "Intentaremos hacerlo lo más rápidamente posible. Hay unos procesos dentro de cualquier administración, pero yo creo que en estos momentos hay un intento claro de disipar cualquier tipo de dudas", afirmó el ministro.

"No hay nada que ocultar, creemos que la reforma que estamos haciendo es una reforma que clarifica, introduce transparencia y claridad en los balances y el Gobierno español tiene una voluntad clarísima al respecto", afirmó. Explicó que "nadie" ha hablado "en absoluto de acudir al fondo de rescate" para las ayudas que pueda necesitar la banca española en el marco de la reforma financiera.

"Es un tema de acelerar las valoraciones independientes y el Gobierno está absolutamente comprometido con ello y vamos a hacer todo lo posible para que tengamos los informes independientes con la presencia del BCE en esas valoraciones, porque creemos que es vital", recalcó De Guindos.

"Estas cuestiones evidentemente llevan su tiempo; la cartera de préstamos de la banca española es grande, próxima al 300 % del PIB español, es una cartera que supera los 3 billones de euros. Es un trabajo que lleva tiempo, pero intentaremos que se haga en algo menos de dos meses", aseguró el ministro.

En la jornada de ayer, De Guindos aseguró que España ha hecho "todo lo que estaba en su mano"para estabilizar la economía, con ajustes presupuestarios y reformas en el mercado de trabajo y el sector financiero, y ha reclamado por ello a la zona euro "cooperación" con el fin de hacer frente a la crisis.