Afecta a los móviles Android
Un usuario de WhatsApp
Un usuario de WhatsApp

Un fallo de seguridad hace públicas las conversaciones de WhatsApp

Debido a que el flujo de datos de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp no está encriptado, todos los mensajes, fotos o ubicaciones enviados a través de una red wifi pueden ser interceptados gracias a una nueva aplicación para Android.

Una de las aplicaciones para smartphones más utilizadas en la actualidad es WhatsApp. Con esta app, los usuarios pueden enviar mensajes, fotografías o vídeos de forma gratuita con otros usuarios de la aplicación. Está disponible para todos sistemas operativos móviles.

Pero los usuarios que están en peligro por un problema de seguridad son los de Android, sistema operativo de código abierto, y porque los desarrolladores de Whatsapp no ofrecen transmisión de datos segura mediante encriptación.

Para acceder a las conversaciones supuestamente privadas de otros usuarios de Whatsapp no se necesita un ordenador, portátil o de sobremesa conectado, tan solo es necesario tener un dispositivo Android conectado a la misma red wifi con una aplicación específica (como por ejemplo las que se ofrecen en lugares públicos como cafeterías).

Según informa la compañía de seguridad G Data, una aplicación permite hacer públicas las conversaciones de Whatsapp cuando el usuario se conecta a la aplicación en redes wifi. El desarrollador de la aplicación afirma que solo quiere poner de relieve la problemática situación de la seguridad de WhatsApp, algo que no va a detener la descarga de la aplicación y su uso en contra de otros, asegura la compañía.

WhatsApp no encripta los datos enviados y esta es la razón por la que es posible acceder a estos datos. De acuerdo a varias informaciones, según recoge G Data, la compañía WhatsApp fue informada acerca de este y otros temas a finales de 2011 por al menos un consultor de seguridad.

Ante este problema la compañía se comprometió a solucionar el problema lanzando una actualización de Whatsapp para Android. Sin embargo, el equipo de G Data ha comprobado que la actual versión 2.7.7532 para Android sigue siendo vulnerable al sniffing, a pesar de que en la descripción de la actualización aseguran que se han resuelto problemas de seguridad.

Por su parte, Google ha reaccionar a estas informaciones retirando la aplicación del desarrollador que permitía el acceso a las conversaciones de Whatsapp a través de una red wifi.