La entidad ofrece distintos plazos de contratación

Santander lanza pagarés hasta el 4,20%

Más guerra del pasivo. Santander ha decidido hoy batallar con más fuerza con una emisión de pagarés que remuneran hasta un 4,20%. La rentabilidad depende del plazo y del importe mínimo por el que se contraten.

La guerra del pasivo continúa. Santander ha decidido hoy echar más leña al fuego con una emisión de pagarés que pueden llegar a rentar un 4,20% TAE (Tasa Anual Equivalente). La entidad presidida por Emilio Botín ha fijado tres plazos posibles con distintas rentabilidades en cada uno de ellos dependiendo del importe mínimo por el que se contraten.

En concreto, tal y como informan desde el portal de finanzas personales HelpMyCash.com, los pagarés de la entidad rentan un 3,75% a 12 meses a partir de 10.000 euros y un 3,90% a este mismo plazo siempre y cuando se disponga de 60.000 euros. Santander ofrece también este producto a 18 meses a un tipo de interés del 3,95% para importes superiores a 10.000 euros y al 4,10% a partir de 60.000 euros. La última opción es contratar los pagarés a 24 meses. Todo aquel que invierta 10.000 euros obtendrá una rentabilidad del 4,05% que se verá incrementada hasta el 4,20% para importes superiores a 60.000 euros.

No es la única entidad que comercializa este tipo de producto. Desde hace muchos meses, la banca utiliza este instrumento para captar liquidez y evitar así las penalizaciones impuestas por la Ley Salgado a los depósitos de alta rentabilidad. Entre otras muchas, Bankinter, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), CatalunyaCaixa, Banco Mare Nostrum, Popular, Banesto o Cajamar venden también pagarés a los ahorradores.

Sin embargo, este producto es muy distinto a los tradicionales depósitos a plazo fijo de la banca por lo que conviene leer la letra pequeña antes de contratarlos. Los pagarés, al contrario de lo que ocurre con los depósitos, no están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). La entidad que los emite es el único aval, por lo que es más importante que nunca valorar su salud financiera.

Además, hay que analizar el plazo al que se contrata el pagaré porque si el dinero se necesitara antes de lo previsto habría que ponerlo a la venta en el mercado secundario al precio de ese momento. Las comisiones de la cuenta asociada son otro de los puntos a tener en cuenta. El Banco de España aconseja a los bancos ofrecer cuentas libres de gastos cuando los clientes solo las utilizan para depositar lo devengado con los depósitos. En el caso de los pagarés, sin embargo, no existe normativa, por lo que es conveniente informarse previamente para no llevarse sorpresas desagradables.