Reforma de la Administración Pública

Beteta rechaza fusionar municipios y admite la agrupación si es voluntaria

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha negado hoy que el Gobierno central vaya a apostar por la fusión de ayuntamientos y ha explicado que, si se produjeran agrupaciones de servicios municipales, sería "de forma voluntaria y no obligatoria por ley".

Beteta se ha reunido hoy con el vicepresidente primero de la Diputación de Valencia, Juan José Medina, a quien ha expresado la necesidad de reformar la Ley de Régimen Local, así como la modificación del Reglamento de Haciendas Locales, según un comunicado de la corporación provincial.

El secretario de Estado ha informado al vicepresidente de la Diputación sobre las reformas que el Gobierno de España quiere plantear en torno al municipalismo.

En este sentido, ha negado la posible disposición del Gobierno central a fusionar ayuntamientos y ha explicado que, en caso de agrupación, "sería de forma voluntaria y no obligatoria por ley".

Para el representante del Ministerio de Administraciones Públicas, las mancomunidades o áreas metropolitanas "ya no tienen sentido en la situación y en el panorama actual".

Así lo ha trasladado al Tribunal de Cuentas, en un documento en el que también hace hincapié en "la necesidad de municipalismo".

Beteta ha manifestado que los ayuntamientos tienen que definir sus competencias y delimitar qué administraciones adquieren las jurisdicciones que no puedan asumir ellos mismos.

En la reunión con Medina, que se ha producido en la Fundación Democracia y Gobierno Local en la que la Diputación participa, ambos han abordado los principales problemas de los consistorios.

Para Medina, esta reunión sitúa a las diputaciones "en una posición importante con un gran papel", dado que "convierte al municipalismo en una revolución que se tenía que haber dado hace mucho tiempo en la agrupación voluntaria de ayuntamientos y en la posibilidad de adherirse a las diputaciones".